Está demostrado: trabajar engorda, y estas son las 10 razones que lo demuestran

0

Está demostrado que trabajar engorda, dicho así suena raro, pero vamos a explicarte 10 razones comunes por las cuales una persona podría aumentar de peso en la oficina.

1. Te saltas comidas porque no tienes ni tiempo
Normalmente tenemos mucho estrés en el trabajo, debemos cumplir con unos plazos que nos hace centrarnos solo en ello e incluso saltarnos alguna comida para conseguirlo. Ya comeremos más en la cena y listo, pero hacer eso trae consecuencias.

¿Qué hacer al respecto?
Respeta tus horarios de comida y haz las 5 comidas recomendadas cada día, no te saltes ninguna.

2. Comes si hay comida en la empresa, aunque no tengas hambre
Qué si el cumpleaños de un compañero, un aniversario, alguien que ha sido padre, en una empresa muchas veces se lleva comida, lo normal: dulces. Nos reunimos todos y acabamos comiendo sin sentido.

¿Qué debes hacer?
Aprende a decir no y a tener fuerza de voluntad, alguna vez puedes comer pero no siempre y menos si es muy a menudo.

3. No te mueves nada en el trabajo
Sobre todo si trabajas sentado, te mantienes demasiadas horas sentado y eso no es nada bueno para tu cuerpo.

¿Qué debes hacer?
Levántate y da un paseo de vez en cuando, es recomendable hacer una serie de ejercicios para ejercitar la espalda.

4. Comes inconscientemente
No tienes mucho tiempo, tienes hambre pero debes volver rápido a la oficina, ¿qué haces? comer comida rápida como algo en el Mc Donald o similar.

¿Qué debes hacer?
Prepárate un tapper de comida sana el día anterior y llévatelo a la oficina.

5. Te sientas a tomar café durante el descanso
Lógicamente tienes derecho a un descanso y lo normal es tomarte un café con ellos sentado plácidamente. Ya llevas demasiadas horas sentado como para seguir haciéndolo.

¿Qué debes hacer?
Busca a algún compañero para que te acompañe a dar un paseo relaja mientras habláis por los alrededores de la oficina.

6. La luz y la temperatura afectan su apetito
Está demostrado: las habitaciones con poca luz aumentan el apetito. Las personas tienen deseos de comer más cuando están en lugares oscuros y menos cuando la luz es brillante, también ocurre con la temperatura, cuánto más frío, más hambre.

¿Qué debes hacer?
Sal a tomar aire fresco y haz una caminata rápida bajo el sol.

7. Te sientas en tu escritorio inmediatamente después de almorzar
Aunque tengas mucho trabajo, conviene almorzar y andar aunque sea un poco.

¿Qué debes hacer?
Después de la hora de almuerzo, no vayas directamente a tu escritorio. Aprovecha los minutos que te quedan del descanso para salir a caminar por los alrededores. Así quemarás algunas calorías y también liberas un poco ese de estrés.

8. Trabajas horas extras
La falta de tiempo hace que piquemos entre horas, por ansiedad o estrés, sin darnos cuenta de que es muy malo para nuestro organismo.

¿Qué debes hacer?
Si estás estresado, muévete, el ejercicio te ayudará a quitar ese nerviosismo y te ayudará a encontrarte mejor física y mentalmente.

9. No dejes comida sobre tu mesa
Si estás trabajando y hay comida cerca, seguro que vas a picar, nos ocurre a todos, por lo tanto intenta que esto no suceda.

¿Qué debes hacer?
Si eres de los que comen entre horas, llévate zanahorias, yogoures o fruta.

10. El estrés y los plazos
El estrés en el trabajo puede ser una de las principales razones por las cuales aumentas de peso, debido a que aumenta los niveles de la hormona cortisol, lo que desencadena en ganas de comer grasa y azúcar.

¿Qué debes hacer?
Haz ejercicio físico y ejercicios de relajación, el estrés es muy malo, no solo nos hace engordar, sino que puede traernos otro tipo de problemas.

¿Comes mucho en el trabajo? déjanos tu opinión en comentarios.
COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here