Ella tiene 50 años, pero sus pies parecen de 15. ¡Solo haz esto!

0

En este artículo te vamos a dar una receta que hará que tus pies se vean de 15, aunque tengas 50.

Muchas personas se descuidan y olvidan que deben nutrir su piel, la cual es castigada diariamente por los factores externos. Con el paso de los años, tu cuerpo al igual que tu piel se va deteriorando. Por alguna extraña razón, casi todos olvidamos cuidar de nuestros pies. Estos son los que más sufren porque deben soportar nuestro peso durante todo el día. Si usas un calzado inadecuado, el daño es doble. Use cremas hidratantes o mejor todavía, ¿por qué no prepara usted mismo su crema natural, 100% orgánica? Puedes usar algo tan simple, pero tan efectivo como el aceite de coco. Aplícalo sobre tus pies y deja actuar por un rato.

Receta para eliminar callos, ampollas y grietas en tus pies:

Con la siguiente receta casera vas a resolver los problemas de resequedad en tus pies. Solo necesitas:

– 300 miligramos de aspirina
– 250 miligramos de alcohol del fuerte, de ese de 70 grados para uso medicinal.

PREPARACIÓN

Tritura las aspirinas hasta hacerlas polvo. Mezcla con el alcohol y deja que este remedio repose durante dos días.

APLICACIÓN
Agita el remedio antes de usar cada noche. Moja una gasa y unta en la parte reseca de tus pies. Ponte funda plástica y luego una medias y deja durante toda la noche.

Al día siguiente, lava con agua tibia y aplica glicerina o aceite de coco en tus pies.

¡Verás cómo después de 10 días tus pies lucirán como nuevos! ¡Adiós callos y grietas que no te dejan lucir esas hermosas sandalias!

Por si no lo sabes, este remedio es efectivo también contra las várices. Solo masajea en los puntos de dolor y verás cómo desaparece la inflamación y el dolor. Puedes usar esta receta casera en cualquier zona dolorida de tu cuerpo.

Trucos para cuidar mejor de tus pies

Remedio para poner los pies suaves
Youtube

-Baño de pies con agua fría y caliente. Para complementar el remedio anterior es bueno que cada semana o al menos cada 15 días hagamos un spa por un par de minutos y luego lo alternemos con un baño de agua fría, esta cirugía se hará tres o cuatro veces, ¿cuál es el propósito de hacer esto? Alternar un baño de agua caliente con agua fría mejora la circulación. Además, si añadimos unas gotas de limón al agua, evitaremos el mal olor.

-Masajear los pies cada noche con una loción hidratante o aceites aromáticos ayuda a evitar la dureza y proporciona relajación. El masaje debe realizarse con ambas manos y con movimientos circulares, ejerciendo un poco de presión en los dedos.

-Piedra pómez. Este un elemento necesario para el mantenimiento de los pies. Esta roca volcánica de baja densidad y alta porosidad, disponible en supermercados o puntos de venta de cosméticos y cuidado de la piel es vital para conseguir unos piesitos perfectos. Una vez a la semana, después de la ducha o de la bañera de hidromasaje, hay que raspar con esta roca las puntas de los dedos donde generalmente se forman durezas o callos (talones, zonas de fricción, etc.).

Ahora no tienes excusa para no cuidar bien tus pies. ¡Comparte esta nota con tus amigos!