El pobre perro estaba cubierto de pegamento industrial cuando lo hallaron

0

Pascal, el perro que fue cruelmente maltratado por un grupo de niños que bañaron su cuerpo con pegamento industrial y lo arrastraron por el barro para luego abandonarlo en la calle, se ve completamente diferente y, sobre todo, el canino se ve feliz.

En noviembre del año pasado, la historia del pobre perrito que fue víctima de una “travesura” fue revelada y  terminó casi como una estatua después de que el pegamento y el barro se secaran.

Por fortuna, Pascal, al ser bautizado por el personal de He’Art of Rescue, fue tratado a tiempo porque no podía moverse e incluso no podía respirar debido al pegamento seco, algo que puso su vida en peligro.

Los amantes de los animales ayudaron al cachorro, que tuvo que ser afeitado para recuperar su movilidad, pero esto causó dolor y lo dejó en “shock” por un día, algo que sus rescatadores consideraban que tenía el “alma rota”.

Pero con cuidado y afecto, Pascal se fue recuperando poco a poco de la bebida amarga que había experimentado a causa de un “juego” y empezó a confiar en la gente que le dio su amor incondicional. Pasaron los meses y el trauma que sufrió terminó olvidándose de él.

Pascal ahora parece irreconocible, ya que su nuevo pelaje luce brillante, incluso ha encontrado un hogar en el que es cuidado y amado por su nueva “mamá” y su nuevo hermano canino.

Aquí os dejamos el vídeo completo con su triste, pero a la vez hermosa historia: