Él le compra comida a un anciano sin hogar e Internet aplaude se gusto maravilloso

0

Esta claro que el mundo seria muy diferente si las personas empezaramos a preocuparnos por los demas, en lugar de pensar solo en nosotros mismos.

Desgraciadamente esto es solo un sueño, al menos en parte. Pues si bien la mayoria solo vemos por nuestro propio bienestar, existen personas que son “angeles en la tierra”, pues siempre se preocupan por ayudar a quienes mas lo necesitan.

Este tipo de personas e historias siempre son dignas de contar, para darles primero el lugar y admiracion que se merecen pero tambien para buscar que con esto mas personas se “contagien” de las ganas de ayudar y hagan lo mismo.

Tal como es el caso de este hombre que estando en un restaurante vio a un anciano que parecia no tener hogar ni como pagar la comida del lugar, asi que no lo penso dos veces y en lugar de solo pensar en comprar su comida, comer se irse. Se tomo el tiempo de comprarle comida al pobre anciano.

Como no podia ser de otra forma este video se ha vuelto viral en redes sociales en donde acumula ya mas de 35 millones de reproducciones, no significa otra cosa mas que la gente esta compartiendo este video en todo momento por la admiracion que desperto este hombre.

Ojala este tipo de acciones nos sirvan de leccion y motivacion para hacer lo mismo, no se necesita tener en abundancia para dar un poco a quienes mas lo necesitan.

Algunos alegan que la casa en la que viven es pequeña. Otros, que tienen mucho trabajo y nada de tiempo. Y algunos ni siquiera se molestan en poner una excusa: directamente no responden a las llamadas. La sala de Urgencias del Hospital General de La Palma se ha convertido en un lugar utilizado por familiares que abandonan a sus mayores cuando les resultan un estorbo en casa. Allí los dejan para no volver a por ellos. En el centro hay ahora cuatro ancianos en esa situación, aunque la media habitual oscila entre los 10 y 20.

El modus operandi se repite la mayoría de las veces. Un día aparecen por el hospital con el anciano por alguna patología aguda que este ha sufrido, desde un ictus a una insuficiencia cardíaca. Durante el proceso de curación, el personal del centro se da cuenta de que los familiares no vienen a visitarlo, o que lo hacen muy poco. La confirmación de las sospechas de que ha sido abandonado se produce cuando días o semanas después le dan el alta médica y administrativa al paciente y nadie viene a recogerlo.

“Hay gente que no puede hacerse cargo de ellos porque también son dependientes, pero otros casos son sangrantes”, se queja el gerente del centro y de los Servicios Sanitarios de La Palma, José Izquierdo, quien ha visto cómo el hospital que dirige ha sido noticia en varios medios de comunicación por esta situación, aunque aclara “que no solo se da aquí sino en todos los hospitales de Canarias y de España, porque la población de nuestro país es cada vez más mayor”. Explica que ha denunciado ante la Fiscalía algunos de los casos para su tramitación como delito de abandono. Sin embargo, el éxito ha sido escaso, “tanto porque esa figura penal no está muy bien regulada como porque tampoco se puede hablar propiamente de que se dé en estos supuestos, al estar el mayor siendo atendido en un centro hospitalario”, apunta.

Comienza entonces el proceso de búsqueda de una plaza en un centro sociosanitario, labor en la que el Gobierno de Canarias, el Cabildo insular y los ayuntamientos palmeros trabajan en conjunto. Con una población cada vez más envejecida en la isla y un número de plazas limitadas a unas 300, el proceso puede prolongarse desde unos meses hasta casi un año. En no pocas ocasiones, además, las familias que los han abandonado, al haber obtenido previamente la declaración de incapacidad de los ancianos, se quedan disfrutando de su pensión y sus propiedades, mientras las entidades públicas afrontan el coste de la plaza sociosanitaria de estos, que asciende a unos 3.000 euros mensuales cada una. Por eso, Izquierdo reclama una mejor regulación que obligue a devolver al mayor aquello que le pertenecía en caso de que sus familiares no se comprometan a atenderlo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here