Edison, la doble cara del inventor y hombre de negocios que pisaba a sus competidores y robaba a sus empleados.

0

Thomas Alva Edison es considerado uno de los inventores más prolíficos de la historia, acreditado con numerosos inventos que contribuyeron a la comunicación de masas y a las telecomunicaciones.

El primero de sus inventos fue el Universal Stock Ticker en 1869. Gracias al dinero que recaudó con su idea pudo crear su mítico laboratorio en Menlo Park, Nueva Jersey. Aunque se dice que Edison no solo tenía un laboratorio en Menlo Park, sino que también creó una fábrica de inventos.

Quizás esa fue una de las claves de su éxito, pues tomó la imagen del inventor solitario que juega en su laboratorio y lo convirtió en una industria. Edison era un pensador de sistemas y un gerente de proyectos.

Thomas Edison, la estrella de rock

Edison fue el inventor más importante de su generación por crear la caja de música mágica conocida como fonógrafo.

Este fue el primer aparato capaz de grabar y reproducir sonidos de la historia. Obtuvo la idea mientras trabajaba en un sistema telegráfico, al observar una correlación entre el movimiento de un tambor con perforaciones y el sonido asociado a su giro.

El caso es que Edison, que por aquel entonces no había desarrollado todavía el genio comercial que también llevaba dentro, no fue capaz de anticipar la revolución que su descubrimiento traería, y durante más de 10 años dejó languidecer el aparato, al que consideraba sólo una curiosidad científica. Patentó el invento en 1878 y lo dejó dormir.

Cuando arranca de nuevo, a pesar de su idea preconcebida de dar un uso sólo profesional a la máquina (como dictáfono en oficinas), la demanda para entretenimiento y reproducción de música le hace cambiar de opinión, y pronto se da cuenta de que el negocio, además de en la venta de las máquinas, se encuentra en la venta de la música.

Comienza una carrera para hacerse con los derechos de reproducción de los cantantes e intérpretes del momento, perfecciona el aparato, asiste a ferias y establece una red de distribución extensa. Su fonógrafo se convierte en un éxito internacional, mientras libra durísimas batallas legales con competidores, empleados deshonestos e incluso alguno de sus propios abogados que le traiciona.
y
El legado de Edison fue crear su “fábrica de inventos“, donde Edison utilizó a su personal para desarrollar ideas y convertirlas en patentes. Algunos señalan el concepto de la fábrica de invenciones como la razón de su éxito.

Edison se convirtió en un hombre rico y siempre encontraba nuevas formas de enriquecerse. Al igual que los héroes de culto geek modernos como Steve Jobs, Thomas Edison estaba lejos de ser perfecto. Los críticos dicen que Edison llevó su fábrica de invenciones demasiado lejos y se atribuyó el mérito de la creatividad individual de sus empleados.

Es indiscutible que a Edison le encantaban los experimentos y las invenciones, pero entendió que inventar era mucho más que tener una idea. Era una mezcla única de genio inventor y hombre de negocios.

Edison no inventó la bombilla incandescente

Thomas Edison no inventó la primera bombilla, pues ya había habido invenciones de lámparas incandescentes anteriormente. Sin embargo, sí inventó un tipo de bombilla rentable y funcional que pudo masificarse rápidamente y que fue utilizada hasta épocas recientes.

Se basó en la invención del inventor inglés Humphry Davy: una lámpara de arco eléctrico, realizada a principios de 1800.

Después de comprar la patente de Woodward y Evans y hacer mejoras en su diseño, Thomas obtuvo una patente para su propia bombilla mejorada en 1879. Comenzó a fabricarla y comercializarla para uso generalizado. En enero de 1880, se propuso desarrollar una empresa que produjera electricidad para alimentar e iluminar las ciudades, a la cual llamó Edison Illuminating Company; ésta se convertiría más tarde en la General Electric Corporation, cuando fue adquirida por el multimillonario J.P. Morgan.

Thomas Edison y Nikola Tesla
Edison se vio envuelto en una larga rivalidad con Nikola Tesla, un extranjero (serbio-croata) visionario de la ingeniería y con formación académica que trabajó en su compañía por un tiempo.

Los dos rompieron su relación laboral en 1885 y se enfrentaron públicamente en el uso de la corriente continua, que Edison prefirió, frente a la corriente alterna, que Tesla defendió.

Tesla entonces entró en una sociedad con George Westinghouse, un competidor de Edison, dando como resultado una pelea importante en negocio sobre energía eléctrica.

Pero Edison, que era muy inteligente y despiadado, trató de convencer a la gente de los peligros que suponía la corriente alterna a través de eventos públicos donde electrocutaba animales.

Uno de los eventos más infames y difamatorios fue la electrocución de un elefante de circo llamado Topsy en Coney Island, Nueva York. En respuesta, Tesla fotografió a celebridades amigas suyas tocando células de corriente alterna.

Una invención no siempre incluida en la lista de logros de Edison es la silla eléctrica como método de ejecución por electrocución. A pesar de denunciar públicamente la pena capital, Edison financió en secreto la silla eléctrica de corriente alterna desarrollada por el inventor Harold Brown.

Thomas Alva Edison legendario lunático
Por mucho que podamos aprender de Edison, también tenía un lado oscuro que hizo que se mostrase como un adicto al trabajo totalmente obsesionado con conseguir el éxito a toda costa.

Existen varias versiones de la historia entorno a la muerte de su primera esposa, Mary Edison. Aun cuando el laboratorio de Edison estaba a solo unos kilómetros de su casa, se dice que tardó tres semanas en ir a su casa cuando supo que su esposa estaba enferma. Mary Edison murió a la edad de 29.

La carrera de Edison fue una historia de éxito que lo convirtió en un héroe popular en América. Era considerado un tirano con sus empleados y un desalmado con sus competidores, pero no se puede negar que Thomas Edison era un extraordinario hombre de negocios.

Para cuando murió, fue uno de los más conocidos y respetados estadounidenses en el mundo. Había estado a la vanguardia de la primera revolución tecnológica de Estados Unidos y preparó el escenario para que pudiese tener lugar el mundo moderno que hoy conocemos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here