Doctor da besos a un perrito muy asustado por la anestesia y conmueve miles con su método

0

“Todos los que hemos tenido perros sabemos lo que es sufrir por ellos cuando están enfermos.”
Si has tenido perro, o si lo tienes hoy día, sabes muy bien lo que es sufrir por tu amigo del alma cuando se enferma o cuando alguna cosa mala le pasa y lo debes llevar al veterinario. Sufres mucho por él porque no sabes exactamente qué es lo que le pasa, ya que él no puede contarte qué tiene, y entras en un estado de incertidumbre y malestar por el amor que le tienes que te deja muy preocupado.

Acudes al veterinario, como buscando a Dios, buscando la respuesta, la solución, la sanación, la tranquilidad y buscando, de una vez por todas, poner fin y erradicar con el problema o sufrimiento de tu bella mascota rápidamente.

Una vez llegas allí deseas escuchar la mejor de las respuestas, pero fácilmente tu amigo puede tener algún problema grave en el que deban operar y deban introducir anestesia para la operación. Cosa que los deja muy mal, apagados, solos, desconsolados, enfermos, desorientados y con mucho miedo.

Tal vez llores; tal vez sientas mucha lástima, pero no olvides que en este caso, este precioso animalito ha sido tratado con mucho amor y dedicación. Las imagenes hablan por sí solas.
En el lenguaje de los perros no existen los besos del mismo modo que sí lo están en nuestra forma de expresarnos. Ellos dan amor a lametazos, acercándose a nosotros y dejándose mimar confiados, entonces ¿qué sienten cuando les besamos? ¿Es bueno darles besos? ¿Nos entienden?

Lo primero que hay que decir es que no a todo los perros les gusta recibir besos, no todos se sienten cómodos con la cara de un humano cerca, ¿y por qué? Pues precisamente porque no son capaces de interpretar nuestro beso como lo que significa para nosotros. Los primeros días con tu perrete es frecuente que reaccione extrañado a tu beso en su cabeza o en su cuerpo, porque todavía está aprendiendo qué le quieres decir.

Un beso, para un perro, empieza siendo como otra acción más de humano tuya que tiene que aprender. Al cabo de unos meses entenderá que le besas porque ha hecho algo bueno, porque estáis pasando un momento agradable juntos o porque también le estás acariciando al tiempo que acercas a él tus labios. Cuando lo entienda, sabrá que es por algo bueno y lo sentirá como si fuera un premio en forma de afecto.

¿Y qué siente mi perro cuando le beso en la boca?
En el momento que aprenda que es porque lo quieres, así lo interpretará, antes no. Piensa que aunque sean gestos similares los lengüetazos que él da con nuestros besos, en realidad son totalmente distintos. Ellos te lamen para demostrarte que tú mandas, para darte su calor y para expresar su tranquilidad y confianza. Lamer para ellos involucra pasar la lengua por el mismo lugar, una técnica que usan también con sus cachorros para darles calor, es decir, con alguien que quieren mucho.

Un beso, sin embargo, implica ejercer presión con los labios y provocar un sonido al apartarlos. Por ello, tendrás que darle tiempo a que entiendan que nuestros besos son equivalentes a sus lametazos. Suele pasar que, una vez que lo comprenden, ellos mismos buscan nuestro rostro para darnos lametones en los labios fingiendo que son besos, porque saben que nos gustan.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here