Diuréticos naturales que puedes agregar a tu dieta. 

No hay nada tan frustrante como el sentir la molesta hinchazón del vientre aún al ejercitarse diligentemente y seguir una dieta saludable. Aunque puedas estar haciendo todo lo necesario, conseguir la meta anhelada puede ser menos acerca de quitar cosas y más de agregar cosas.

Por lo tanto, si probaste quitar la sal, el gluten, los lácteos y las gaseosas, y aún así sufres de una panza hinchada, intenta disfrutar de algunos de estos diuréticos naturales. Todos ellos trabajan para mejorar la salud intestinal y eliminar el exceso de líquido.

Sandía.

Hay pocas cosas tan refrescantes como una sandía helada, y por una buena razón, es 92 por ciento de agua. Aunque esta fruta tiene una gran cantidad de azúcar natural, es una opción saludable que estimula la micción con los nutrientes que contiene.

Debido a su alto contenido de agua, sin embargo, la sandía funciona mejor cuando se come; la mayoría de los jugos y paletas que encontrarás, incluso los llamados naturales, se cargan con azúcar adicional.

Limones.

Hay una razón por la que muchos expertos en bienestar recomiendan comenzar la mañana con una taza de agua caliente y un chorrito de limón. Los limones no solo son fantásticos para ayudar a eliminar el exceso de agua, sino que también ayudan a librar al cuerpo de toxinas.

Ingesta de agua.

Puede parecer obvio, pero una de las maneras más efectivas de luchar contra la retención de líquidos es aumentar la ingesta de agua. El agua ayuda a mover las cosas y mantiene el cuerpo hidratado. Cuando el cuerpo está hidratado, no necesita aferrarse al exceso de líquido, lo que ayuda como diurético.

Pepinos.

Los pepinos son uno de los diuréticos naturales más efectivos pues es naturalmente hidratante. Funciona rápidamente para ayudar a eliminar el exceso de agua del cuerpo, ya que contiene muchas vitaminas y minerales, además de su alto contenido de agua.

Apio.

Los nutricionistas a menudo recomiendan apio a aquellos que buscan perder peso porque es bajo en calorías, contiene mucha fibra y tiene un alto contenido de agua, lo que significa que su cuerpo se vaciará más eficientemente.

Mejor aún, es un vegetal versátil que funciona igual de bien en una sopa o sumergido en hummus.

Té de menta.

La menta se agrega comúnmente a las ensaladas, jugos y licuados por una buena razón; esta planta funciona para tratar naturalmente la retención de líquidos al tiempo que aumenta la digestión.

Si se siente hinchado después de una gran comida, vierta agua caliente sobre unas hojas de menta y déjelas reposar de 5 a 10 minutos. Tome este té y recibirá el alivio de esa sensación de hinchazón.

Jengibre.

El jengibre es uno de los antiinflamatorios más poderosos porque funciona eliminando el exceso de líquidos. Simplemente agréguelo a su té o ensalada, o córtelo y úselo en el aderezo para cualquier proteína que prepare para la cena.

Remolacha.

Ayuda a limpiar el hígado; muchas personas dicen que tienen que ir al baño inmediatamente después de consumirlas. “La mejor manera de obtener los beneficios completos de las remolachas es exprimiéndolas”, dice Werner-Gray, quien recomienda agregar también algunas zanahorias, manzanas y jengibre para obtener un jugo diurético refrescante y efectivo.

Piña.

Esta deliciosa fruta amarilla tiene un alto contenido de enzimas digestivas y es un diurético natural. Las piñas son un diurético versátil ya que puedes comerlas tal como están, hacerlas jugo o agregarlas a los batidos.

Cilantro.

El cilantro ayuda a limpiar los metales pesados del Sistema. También puedes combinar el cilantro con perejil, un aguacate y jugo de limón para una ensalada de diurético.