Dieta mediterránea: descubre como este método te hará bajar de peso.

A diario encontramos muchas dietas, consejos y recomendaciones para bajar de peso y llevar una vida más saludable. Entre todas esas cosas me tropecé con un método increíble, muy rico en frutas, vegetales, algunos lácteos y proteína que seguramente te ayudará a bajar de peso de forma más sencilla y poseer los niveles de salud muy bien equilibrados.

Si nunca has escuchado hablar de la dieta mediterránea, hoy vamos a contarte acerca de un programa alimenticio en los recursos alimenticios que se localizan en el mediterráneo y en la costumbres de algunos países como España, Italia, Malta, Portugal, Francia y Grecia.

Como dije antes, este programa se basa en el consumo de vegetales, frutas y cereales. Añadiendo aceite de oliva como surtidor de grasa principal.

Se puede decir que este método es muy antiguo, debido a que fue creado en el año 1948 por Leland G. Allbaugh, un epidemiólogo con la encomienda de estudiar el estilo de vida en la Isla de Creta y luego comparándolo con los estilos de vida de Grecia y Estados Unidos donde reveló que las enfermedades coronarias ocurrían menos en el sur de Europa y en Japón.

Todo esto tuvo relacionado con la forma de alimentarse de estas poblaciones, porque aunque en las zonas del mediterráneo se consume más grasa, pero consumen más alimentos como verduras y frutas y grasas monoinsaturadas como aceite de oliva.

Estoy seguro que ya están ansiosos por descubrir de qué se compone la dieta mediterránea y paso por paso les voy a contar qué es lo que se debe hacer para seguirla y sentir más vitalidad.

Vamos a hablar del método

Se puede decir que es bastante estructurado y da muchas pautas para empezar a ponerlo en práctica, son 10 pasos que hay que seguir y los iré explicando con detalle para que no pierdas ningún detalle y empieces a seguirlo desde ahora.

Tu mejor amigo es el aceite de oliva 

Aunque tratamos de consumir cantidades pequeñas de grasas, esta dieta es bastante rica en este producto, pero no olvides este aceite es menos dañino para el cuerpo.

Las ventajas de este aceite es que tiene vitamina E entre sus propiedades, y como es un aceite monoinsaturado le da propiedades que cuidan nuestro sistema cardiovascular, además de ser una fuente excepcional de betacarotenos.

La causa principal por la que se usa tanto tiene que ver con su sabor y aroma incomparables.

Consume vegetales, mucha fruta, hongos y frutos secos

Estos alimentos nos ofrecen vitaminas y minerales, están llenos de fibra y tienen la virtud de ser una fuente de hidratación que necesita nuestro organismo para funcionar de manera correcta.

Estos alimentos son consumidos en gran cantidad en la dieta mediterránea, debido a que además de facilitarnos todo lo que he dicho anteriormente, nos ayudan a evitar enfermedades cardiovasculares y a cuidarnos de enfermedades como el cáncer.

Cereales, necesarios para tu dieta

Debes consumer pasta, pan y arroz de origen germinado si quieres seguir correctamente esta dieta, son carbohidratos que aportarán energía y si son consumimos de forma adecuada y en cantidades correctas, serán una fuente rica de fibra.

Siempre elige alimentos frescos

Elige siempre los alimentos de temporada, mientras más frescos estén, más beneficios aportarán a nuestro organismo.

Además si compras alimentos frescos, tus platos tendrán más aroma y un sabor incomparable. Así que dedícale más tiempo a las compras que haces.

La fruta es el mejor postre

A veces tenemos el antojo de dulce o merienda y la dieta mediterránea te aconseja que cuando notes ese deseo le des el chance a la fruta para que lucha contra ese antojo y te llene de energía.

Los lácteos

De manera regular, elige productos como el yogur griego, que le da a nuestro cuerpo muchas proteínas y vitaminas.

Si incorporamos un poco de estos productos a la dieta le permitiremos a nuestro organismo que los microorganismos que halla en ellos le den un mayor igualdad a la microflora intestinal.

Despídete de las carnes rojas

La idea es que la ingestión de este tipo de carnes baje y que no sea parte principal de la dieta. Si se consume, es preferible hacerlo en guisos y recetas más saludables.

Dile sí a las carnes magras

Esta dieta sugiere en su mayoría consumir carnes como el pescado, pero para variar un poco se puede consumir pollo o pavo.

Además aconseja otra alternativa como el huevo, pero no excerse en su consumo; lo ideal es comerlo al menos 3 veces por semana.

Toma agua

La bebida oficial del mediterráneo es el agua, que va al lado de todo tipo de comidas y que como no  tiene sabor permite disfrutar del sabor y aroma de los ingredientes que componen la comida.

Haz deporte

Ya que estás llevando una dieta rica y saludable, ahora debes esforzarte y complementarlo hacienda ejercicios, lo que permitirá a que te sientas mucho más saludable.

Como has podido ver, más que llevar una dieta al pie de la letra, todo se concentra más a un estilo de vida, donde no solo ingieres alimentos sino que tratas de mantenerte sano a través del deporte.

Como has leído, todo es cuestión de acostumbrarse y preparar la mente para todos los cambios. Es bien conocido que todo esfuerzo tiene una recompensa al final y estamos seguros que seguir este rico y sano estilo de vida te va a sorprender.

Comentarios aqui: