Devuelve un cheque de 10 mil dólares que encontró en la calle y recibe una casa como recompensa

0

Muchas personas enfrentan la cruda realidad de pasar sus noches en las calles, llueva, nieva o ventee. Tampoco tienen la comida que necesitan para vivir. Muchas personas oran para que el Dios en su tiempo perfecto les dé una nueva oportunidad, y esto es lo que Elmer Álvarez vivió.

Elmer vive en Fresh Haven, Connecticut, EE. UU. Él estaba en uno de los rincones más concurridos de su ciudad cuando notó que algo se había caído de una persona que pasaba por ahí. Lo que cayó al suelo era un cheque por más de US $10.000.

Cualquiera en el escenario de Elmer podría haber usado todo ese dinero para ayudarse a sí mismo, pues hasta parecía un regalo de Dios. Pero Elmer es un hombre de bien.

El cheque era por la cantidad de $10.800.

A pesar de que era un día particularmente duro en las calles, ya que estaba lloviendo y hacía mucho frío, decidió que lo correcto era buscar a la persona cuyo nombre figuraba en el cheque para que pudiera devolverlo y evitar cualquier problema. Después de algunas investigaciones, Elmer consiguió encontrar a la doctora Roberta Hoskie y le explicó lo que había sucedido con el cheque.

“Quería devolverlo sin esperar nada a cambio”.

Roberta se sorprendió por la llamada. Hasta ahora ni siquiera se había dado cuenta de que el cheque había caído de su billetera, así que felizmente fue a conocer al hombre que estaba dispuesto a hacer un acto desinteresado de bondad. Una vez que conoció a Elmer y entendió que vivía en las calles, no podía evitar tener un contacto más estrecho con este extraordinario ser humano.

“Estaba lloviendo, hacía mucho frío. Era algo terrible”, dice la mujer.

Ella misma había pasado por la dura experiencia de ser una madre soltera que vivía en las calles cuando era sólo una adolescente. Ella entendió que Elmer era extremadamente honesto y que, como ella en aquel momento, necesitaba un poco de ayuda para recuperar su vida.

“470 dólares. En ninguna circunstancia lo olvidaré. Eso es todo lo que tenía para sobrevivir en la calle con mi hijo”.

Roberta decidió ofrecerle a Elmer mucho más que un agradecimiento por el cheque. Ella le compró un hogar, por lo tanto, su vida en la calle terminaría. Elmer recibió incluso clases gratis de bienes raíces para que pudiera desarrollar un trabajo digno a largo plazo.

Este hombre recibió todo este apoyo solo con una condición: ayudar a alguien que estuviera igual de necesitado como lo estuvo él un día.

Todo por ayudar a otros. Ese es el programa en el que deseo concentrarme ahora.

Elmer ha mostrado mucho talento para el negocio inmobiliario y está a punto de obtener su certificado para empezar a practicar legalmente. Hasta entonces, Roberta ha continuado ayudándolo porque quiere asegurarse de que se concentre en sus estudios hasta que pueda empezar a trabajar.

Elmer dice que cuando recibió el cheque, tenía tres años libre de drogas.

Esta es una historia para celebrar este inesperado y merecido cambio en la vida de alguien tan honesto como Elmer. Esperamos que las maravillosas acciones de Roberta y Elmer inspiren a más y más personas a hacer lo mismo.

Comparta esta historia que nos recuerda el enorme valor que tiene la honestidad y la generosidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here