Deja tus ollas como recién salidas de la tienda con este sencillo truco

0

Todo acaba, con uso y con el paso del tiempo, todas nuestras ollas comienzan a arruinarse.

Y el uso constante de las ollas las deja estropeadas tarde o temprano. Así es, llegará un punto en el que, sin importar cuánto las frotemos o tallemos cuando las lavamos, no tendrán la misma limpieza y brillo que antes.

Pero no las tires ni te resignes a tener ollas feas, y menos si tenemos una solución simple para este problema:

MATERIALES:

PROCEDIMIENTO:
Cubra la sartén o la olla con la sal, en cualquier lugar que desee limpiar.
Rocíe el vinagre blanco sobre la sal, teniendo cuidado de no eliminarla para que tenga el efecto deseado.

Puedes agregar un poco de sal al vinagre, no hay problema con esto.
Deje reposar durante 10-15 segundos y luego remueva suavemente las manchas, agregando más sal y vinagre si es necesario.

Cuando esté completamente limpio, lávelo muy bien, como de costumbre, y obtendrá buenos resultados.

Lo mejor de todo esto es que no usarás productos químicos dañinos y no tendrá que lastimarse las manos, frotando incansablemente para eliminar esas manchas imposibles que van dejando el uso constante.

El vinagre además de su uso para preparar ensaladas posee una composición a base de ácido acético que lo convierte en un producto adecuado, económico, pero particularmente efectivo para limpiar grasa, desinfectar, pulir, etc. …

En otras palabras, el vinagre se convierte en un objeto necesario en la casa y su efectividad como producto natural sin productos químicos ni aditivos tóxicos. Los productos de limpieza hacen mucho daño si no lo usas con precaución, pueden causar alergias o empeorar problemas respiratorios.

Si desea que su casa se vea brillante y limpia, no se olvide de tener una botella de vinagre en la despensa y asegúrese de usarla.

No olvides compartir este truco de limpieza en tus redes sociales.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here