Convierte su vestido en un lienzo para los 580 alumnos de su clase de arte

0

A Rebecca Bonner, una linda maestra de arte de la Escuela Primaria Mcauliffe en Highland Village, Texas, se le ocurrió una excelente idea para que sus 580 estudiantes, entre 3 y 11 años, estuvieran cada vez más “entusiasmados con el arte”.

La educadora llevó adelante un proyecto bastante inspirador que logró impresionar y conmover a mucha gente de su comunidad, así como a muchísimos internautas, después de que se pusiera un vestido con dibujos creados por cientos de sus alumnos.

Bonner, comentó que ella forma parte de un grupo privado de Facebook con otros profesores de arte de escuelas primarias, donde todos comparten ideas, y tratan de apoyarse mutuamente. Fue así como decidió entonces, ponerse su vestido durante dos semanas, y simplemente dejó que sus estudiantes dibujaran en él.

Lo que no sabía la creativa docente es que su hija lo publicaría en Twitter, donde rápidamente obtuvo más de 100.000 “me gusta”, y el proyecto de inmediato se volvió viral.

Rebecca comenta que su sorpresa fue enorme cuando se dio cuenta de que las fotos de su proyecto fueron publicadas por su hija Charlece Lake de 20 años. Esto le agradó y dijo:

“No me preocupa ser famosa ni nada de eso, pero creo que es genial promover las artes, porque el arte elemental no está en todas partes. Creo que es realmente importante para los niños tener ese espacio y esa libertad para crear“, dijo la maestra.

Por su parte, Charlece describió a su madre como “realmente apasionada por mostrar cuán importante es la enseñanza, y las artes en la escuela”.

Ella dijo que solo pensaba que era “la foto más linda” de su madre, pero no imaginó nunca que la publicación causaría tanta aceptación y alegría en las redes sociales, que “estallaron” de comentarios positivos.

La orgullosa hija expresó que ver a su madre despertar la confianza a través del arte en los niños es lo que la inspiró a querer ser maestra también, y actualmente está estudiando en la universidad.

Charlece también señaló, refiriéndose a su madre: “Creo que ella sólo inspira a los estudiantes a ser creativos y simplemente a que entiendan que pueden convertir sus errores en algo hermoso”.

La iniciativa de Rebeca Bonner debería convertirse en modelo a seguir para muchos profesores. Los tiempos cambian y los docentes interesados por el aprendizaje de sus pupilos deben reinventarse cada día.

Transformarse, adaptarse para satisfacer las necesidades de los pequeños y asegurarse de que aprendan de una forma agradable y divertida, abriendo el camino del aprendizaje auténtico y fomentando la originalidad creativa. Lo cual contribuya a que crezcan más felices y tengan éxito en la vida

Comentarios como estos, se leían en las redes: “Ella ama su trabajo y sobre todo ama a sus niños…. hermosa”, “Apuesto a que a esos niños les encantó cuando entró con su trabajo de arte en su vestido, ¡Lo mejor!”, “Sigue inspirando a esas pequeñas mentes creativas, una maestra tan devota que ama lo que hace, impresionante”, “Me encanta esto. Esos niños son talentosos y qué honor para ellos tenerla a ella como su maestra”.

Educadoras como Rebecca nunca se olvidan, quedan grabadas en los corazones de sus alumnos. Bravo por ella, comparte su gesto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here