Consejos prácticos que si funcionan para bajar de peso

0

Todos los consejos para bajar de peso del mundo nos serían inútiles si primero no reconocemos que estar arriba de nuestro peso ideal es un riesgo para la salud, y para una vida plena.

Tú y yo debemos estar conscientes de que una mala salud PUEDE SER UN OBSTÁCULO para alcanzar algunos de tus sueños.

Una falta de condición física adecuada, el hecho de no tener un cuerpo flexible, de no poder aguantar una jornada laboral “agotadora”, y tan solo el sentirte todo el tiempo malhumorado, cansado y agotado, será un obstáculo para TODO lo que quieras lograr.

El sobrepeso afecta muchas cosas en tu vida, aunque a veces no lo queremos aceptar y otras en realidad no nos damos cuenta (o no nos importa).

Mi punto original es y seguirá siendo, NINGÚN TIPO DE DESVENTAJA FÍSICA DEBE AFECTAR  EL AMOR SANO POR TI MISMO, Y TU CONCEPTO DE VALOR COMO PERSONA.

Escribe las razones por las cuales quieres bajar de peso, y cuéntaselo a quien más confianza le tengas.

Anota en un cuaderno, del cual al ratito hablamos, las razones que tienes para iniciar un programa de control de peso.

Estar arriba de tu peso normal no es “pecado”.  Pero según los doctores, llegas a cierto porcentaje arriba de tu peso ideal y empiezan los riesgos de salud los cuales se incrementan con la edad, la mala alimentación y falta de ejercicio.

El  tener cualquier cantidad de sobrepeso en tu cuerpo no debe afectar tu concepto propio de valor como persona. Así que espero que tus razones para bajar,  no tengan nada que ver con andarte comparando con otras personas.

Tu deseo por una vida sana debe estar basado en las motivaciones correctas, y no en las incorrectas. Las razones incorrectas por lo general, te podrán dar resultados temporales, pero te llevaran a recaídas serias que pudieran desanimarte.

Trate de involucrar a un amigo o familiar, o a tu cónyuge al iniciar tu programa para bajar de peso. Tal vez ellos se unan, pero, de una cosa estamos seguros, si vas a necesitar ayuda.

No comer donas
Invitar a la comadre para que se una a mi dieta

Planea a largo plazo.

Si tienes mucho peso que perder, significa que tienes que pensar a largo plazo y durante ese tiempo, enfrentarás desafíos, retos, obstáculos, desánimos, etc., etc., etc. Olvídate de las dietas rápidas o de los alimentos y suplementos que te ayudaran a bajar 10 kilos en una semana.

Puede ser que algunos métodos si funcionan, pero, son mas recomendados para personas con poco exceso de peso, y no para personas con 8 o más kilos de sobrepeso. (Claro, tomando en cuenta la estatura).

Aceptar métodos rápidos y fantástico te llevará al fracaso y la decepción. Planea a largo plazo, poco a poco, paso a paso, mes tras mes, semana tras semana.

¿Pesas 25 kilos de más?   Planea a dos años. Así casi puedes garantizar que conservarás tu peso ideal por toda la vida.

Mantenga un diario o registro de lo que has comido.

Un amigo mío de nombre Michael Dow escribió un libro que se llama “La Dieta de la Pluma y El Papel”.   Se trata de cocinar a fuego lento las hojas de un cuaderno, y comértelo a mordidas junto con la tinta de la pluma….

¡CLARO QUE NO! Es broma, no te lo vayas a comer… se trata de escribir todo lo que comes en una libreta. El asegura que bajó muchos kilos con esa dieta y yo le creo porque estaba algo gordito y su cambio no solo fue radical sino que años después, aun conserva su peso ideal.

Cómprate una libreta. Tráela contigo en el bolsillo todo el tiempo.

También puedes usar una aplicación, o simplemente la cámara de tu teléfono para registrar gráficamente lo que has comido  ese día.

Cuando Michael Dow escribió “La Dieta de la Pluma y El Papel” hace algunos años, el uso de aplicaciones no era tan popular, pero ahora algunos usamos aplicaciones  hasta para ir al baño, (en serio).

La libreta es esencial. La batería de la cámara o teléfono puede fallar y si falla, tendrás la libretita contigo.

Antes de tu próximo refrigerio o comida te recordarán lo que ya has comido. Y eso puede ayudarte a decidir reducir la porción de comida o elegir otro tipo de alimento que no te llene de calorías.

Empieza con un buen desayuno.

Y aunque no te guste ni tengas ganas, tendrá que empezar tus días con un desayuno balanceado.

Algunos dicen que tienes que empezar el día con un desayuno grande, pero la palabra “grande” puede tener un significado diferente para cada persona.

Mejor habla con tu médico o nutriólogo, y acepta su consejo sobre que exactamente debes comer en tu desayuno.

Casi todos los tips para bajar de peso que he leído empiezan con el desayuno, y eso es bueno.

Las personas que comen más en la mañana tienden a perder peso de una manera balanceada por muchas razones, entre ellas, sientes menos hambre durante el día, y es menor la tentación a comer cosas malas para tu cuerpo.

Siempre tienes que incluir proteínas en tu desayuno, (y en cualquier comida).

El huevo cocido es fantástico, y he investigado si en verdad es “toxico” como leí por ahí, y claro que lo es, si te comes 30 huevos en una sola comida.

Todo en exageración es malo, hasta el agua, por si no lo sabías.   Pero de 2 a 4 huevos cocidos, una ensalada de lechuga con jugo de limón y aceite de olivo, es un desayuno fantástico.

A mí me fascina. También puedes preparar el huevo de otras maneras solo que no agregues demasiado aceite o grasa animal.

desayuno con huevo
Un buen desayuno puede incluir huevo. Trata de eliminar el pan.

No salgas a comprar tus alimentos de la semana, cuando estás hambriento.

Tienes que adelantarte al hambre. Llénate bien de comida saludable antes de ir al mercado.

Por otro lado, debe de comprar por adelantado todo lo que necesitaras en los siguientes días, de otra manera, la falta de tiempo, la flojera, y el hambre te ganaran y ya sea que te lances a comer todo el pan en tu cocina, porque no había otra cosa, o si sales a comprar, sin antes comer bien, regresaras a tu casa con cosas que no deberías incluir en tu dieta.

Créeme, la mente nos engaña a la hora de tomar decisiones sobre que escogeremos para llenar nuestra pancita.

Tu mente inventará excelentes excusas para comprar el pastel (o torta), de zanahoria, pues porque, incluye zanahorias y las zanahorias son saludables.

Y la verdad, dudo que un pastel de zanahoria comprado en el mercado tenga algo de zanahoria de verdad. Involucra a tu familia y hagan una lista de compras, eso les ayudará a todos.

Acomoda de otra manera tus futuros alimentos en tu cocina o refrigerador.

De hecho, yo te tuve que pedir a mi esposa que me escondiera la “mantequilla de cacahuate” (Peanut Butter), y las galletas. Dejé de tomar café con azúcar y crema, pero por un tiempo ella escondió el azúcar.  Es como iniciar un periodo de desintoxicación.

Los expertos enseñan que nuestra fuerza de voluntad se ve minada cuando tenemos la tentación frente a nosotros y aparte estamos cansados, agotados o algo tristes por la razón que sea.

Si tienes frente a ti el alimento alto en calorías y carbohidratos que más te gusta, y por alguna razón vienes cansado del trabajo, es probable que cedas a la tentación.

Si el alimento está escondido, o ubicado en algún lugar en el cual no lo tienes a la vista hasta puede que se te olvide que había pastel de plátano en tu casa.

Por cierto, si viviste en Hermosillo Sonora  y conoces a la Sra Dolores Saracho, ella tiene excelentes tips y consejos para bajar de peso y para una vida sana.

Ella me recomendó una vez, cocinar, por ejemplo, sopa de verduras o comidas similares y congelarlas en contenedores los cuales solo tengas que recalentar o poner en el microondas, para no tener que cocinar de nuevo y esto no sea un pretexto para caer en la tentación de comerte 4 tortillas con mayonesa (a mi me ha pasado).

Ella lo hacía siempre y en aquel tiempo a sus 60 años tenía una salud sorprendente y su peso siempre era el ideal, además que aparentaba muchos menos años que los que tenía.

Un saludo para ella, sus hijos, sus nietos y creo que ya tiene biznietos.

Tips para bajar de peso
Los vegetales son nuestros aliados.

Te recomiendo el ejercicio moderado.

Aun si nunca has hecho ejercicio, tal vez puedas bajar una aplicación que te ayude a contar los pasos que caminas cada día.

Cuando trate por primera vez me di cuenta que en promedio caminaba de 3000 a 4000 pasos diarios, tan solo haciendo mis labores diarias. Decidí subir a 6000, buscando otras maneras de caminar, ya sea antes o después del trabajo.

En los días libres trato de subir a 8000 pasos. La condición física ha ido en aumento, y en veces puedo subir a 10,000 en los días especiales de ejercicio.

Si Arnold Schwarchanguer* está leyendo esta nota pues le parecerá demasiado mediocre mi cantidad de ejercicio. Pero, al igual que tu amado lector, yo no soy levanta pesas profesional, ni vivo tomándome selfies de mis músculos.

Yo solo hago ejercicio por salud, y para ayudarme en el control de peso. Además creo que por herencia genética no he sido nunca un gran atleta.

Si tu si lo eres, entonces incrementa tu cantidad de ejercicio, pero, al iniciar un sistema de dieta, no recomiendo exagerar en el ejercicio ya que eso te cansa, te da más hambre y te pone en un predicamento a la hora de decidir que comerás, y volvemos al mismo círculo, débil y con la tentación frente a ti, así que es mejor que no te expongas a las situaciones que te harán romper tu dieta.

Perdónate a ti mismo.

Claro que si llegas a caer en la tentación de comer lo que no debías no te vas a deprimir de por vida y abandonarás todo intento de bajar de peso. Esto es lo que debes de hacer.

Perdónate a ti mismo. No te  hables con palabras necias. No digas: Ah como soy idiota, que débil soy, no debí haber comido esto. Ni uses palabras o expresiones similares ni permitas que nadie te las diga.

¿Has caído en la tentación del pan de dulce, o de lo que sea? Ya que te hayas terminado de cometer la fechoría, reconoce tu caída, y no pongas excusas ni culpes a nadie.

Fue tu culpa. Pero ahora te perdonas, y lo olvidas.

ensalada baja de peso
Una rica ensalada antes del platillo principal, y tal vez la ensalada es suficiente,

De cualquier manera anota la cantidad de donas que te comiste en tu libreta no sea que te tomes muy en serio lo de olvidarte de haberlas comido.

Pero mentalmente, la culpa queda atrás. No eres un tonto, o tonta. Eres una persona que desea vehementemente la salud y un peso balanceado,  y seguirás con tu plan.

Toma medidas, sin embargo, para esconder las donas, o de plano no regresar al lugar donde caíste en la tentación.

Por un tiempo tal vez tengas que alejarte de ciertas reuniones. Algunas reuniones formales en empresas o iglesias parecen más bien un culto a la glotonería, y me uno a la lista de culpables, ya que yo también he organizado reuniones donde sobra la comida no saludable. Pero, tuve que cambiar, y yo mismo alejarme de lugares donde puedo volver a caer.

Después de un tiempo, la urgencia de comer “menudo con pata” se ha ido, y ahora estoy conforme con comerme sólo la ensalada.

Con el tiempo te irás fortaleciendo, pero tienes que empezar hoy.

Continuaremos con esta serie de consejos pero recuerda que de ninguna manera estamos tratando de imponer nuestra opinión, si tu tienes más conocimiento y deseas aportarlo envíanos un correo.

Gracias.

Y tu respuesta debe de ser:

“Las que te adornan”…

*Ya sé que se escribe Arnold Schwarzenegger, lo escribí mal a propósito.

Escrito por HAC