Consejos para saber si alguien está mintiendo

0

En la mayoría de los interrogatorios policiales se utilizan métodos para detectar mentiras. Para poder reconocer a los mentirosos, debes seguir los consejos que te vamos a relatar a continuación.

Parecería buena idea contar con un detector de mentiras portátil y poder usarlo con quien queramos. O que haya una reacción física como la de Pinocho que se le ponía la nariz grande cada vez que mentía.

No obstante, no contamos con ninguna de las dos opciones. Con lo único que sí contamos es con los sentidos y algunas “corazonadas” para darnos cuenta si alguien está mintiendo.

En el siguiente artículo, entérate cómo reconocer mentirosos.

Consejos para saber si alguien está mintiendo

Aunque parezca extraño, la mentira es algo muy común en los seres humanos. Aún cuando alguien esté mintiendo puede no hacerlo a posta. Claro, también hay algunos que lo hacen descaradamente y en esas veces no es tan fácil darse cuenta.

Pero para empezar a ayudarte, puedes analizar los siguientes tips de que no te están diciendo la verdad:

1. Incongruencias
Si somos honestos podemos decir la misma historia varias veces sin cambiar ni una coma. Sin embargo, cuando estamos mintiendo podemos utilizar otras frases muy opuestas entre sí.
Por ejemplo, decir que estaba lloviendo y luego que el día estaba soleado es una señal de mentira. También puede haber incongruencia entre las expresiones faciales o corporales y las palabras. Si se dice algo triste pero con una sonrisa en los labios o a lo contrario, lo más seguro es que no dice la verdad.

2. Muchas palabras
Las personas que están mintiendo casi siempre hablan con prisa y dan más detalles de los debidos para lograr su objetivo de ser convincente. Esa “verborrea” suele ir acompañada por muchos gestos y frases del tipo “te digo la verdad” o “soy muy sincero contigo ahora mismo”.

3. Tocar nariz y boca
Estas son señales muy comunes cuando alguien miente. Es una reacción inconsciente como si se quisiera indicar “me tapo la boca por todas las mentiras que estoy diciendo” o “no deseo que vean mis labios cuando escondo información”.
En el caso de tocarse varias veces la nariz sin tener un resfriado o alergia, se puede deber al incremento de adrenalina en los capilares nasales producto a la ansiedad o al estrés que conlleva mentir.

4. Sudor
Es normal que si alguien está en una situación incómoda transpire más de lo acostumbrado. Puede decir “hace mucho calor aquí” aunque esté encendido el aire acondicionado o sea invierno.
Medir la sudoración es un parámetro analizado en un detector de mentiras. Si a la persona se les mojan las manos de transpiración o la ropa está húmeda, es posible que sea porque no está siendo honesto contigo.

5. Microexpresiones
Son aquellas expresiones faciales que parecen imperceptibles si no les prestamos mucha atención. Aparecen y desaparecen en un pestañear. Cuando alguien está mintiendo puede subir las cejas, marcar las líneas de la frente o hacer movimientos repetitivos con los labios.

6. Actitud infantil
Hablar con tono más agudo, como si se tratara de un niño, debería alertarnos. Muchas personas han vivido en hogares donde las mentiras eran perdonadas y aceptadas, siempre y cuando se tratara de algo “lindo”.
Los niños pequeños a veces pueden parecer adorables cuando dicen mentiras en caso de una travesura, pero se debe tener sumo cuidado si es un adulto quien emplea esta técnica.

 

7. Respiración
El estrés de mentir podría ocasionar cambios en la manera de respirar, mucho más si la persona se siente responsable por sus palabras o habla bajo presión. Además, puede que se le haga difícil tragar saliva o que se aclare la garganta ya que tiene la boca y la garganta secas.
A veces se puede relamer los labios, su pecho está agitado, respira por la nariz o toma mucho aire.

8. Respuestas emocionales
La sincronización y reacción de las respuestas te pueden ayudar si quieres darte cuenta si alguien miente. Por ejemplo, si le preguntas algo y responde de una vez, existen muchas posibilidades de que no esté siendo honesto. Quizás ya tenga ensayada la respuesta.
Mira si también se quiere defender continuamente, si desvía las preguntas y responde algo que no tiene relación o cómo su cuerpo cambia ante ciertas palabras.

9. Movimiento de ojos
Otra manera de darnos cuenta si alguien miente es observar su mirada. Es normal que mueva los ojos para ambos lados con desesperación. Pero ¡cuidado! que no es igual que mirar hacia arriba buscando recordar algo, que ver cómo los ojos van de derecha a izquierda a toda velocidad. Este hábito puede ser sinónimo de mentira.
Por otro lado, a los mentirosos les gusta evitar el contacto visual con su interlocutor o bien enfocar la vista en un objeto detrás de la persona que lo está escuchando.

Se debe tener mucho cuidado en esta situación, ya que muchos mentirosos han practicado y aprendido cómo mirar directamente a los ojos para que se les note sincero.

10. Voz
Esto es bien importante. Debes prestar mucha atención a cualquier cambio vocal de la persona que te está hablando. La voz puede ser un indicador especial de mentiras o verdades. Es posible que empiece la conversación más despacio o más rápido que lo normal, que su tono sea agudo o que sus palabras “tiemblen” cuando son pronunciadas. Otra forma de darnos cuenta si alguien nos miente es oírle balbucear o tartamudear.
Mucha atención si usa tus mismas palabras para responder o si responde con otra pregunta.