Conozca algunos remedios caseros para aclarar codos y rodillas.

0

¿Sabes por qué los bebés tienen la piel más pareja? Porque antes de que empiecen a caminar, sus rodillas y codos aún son lisos y sin manchas. Debido a los años, caídas y crecimiento, ciertas zonas del cuerpo empiezan a teñirse y a agrietarse.

De hecho, debido a la exposición al sol, el amontonamiento de células muertas y otras impurezas, mucha parte de la piel cambia su tonalidad.

La diferencia está, en que estas dos áreas son tu apoyo desde niños, porque las ponemos en superficies rasposas y sucias y las llenamos de cicatrices e impurezas, lo que cambia su aspecto.

Aparte de oscurecerse, las rodillas y los codos también se secan debido a que no tienen glándulas sebáceas como el resto. Esto facilita el agrietamiento de la piel, haciendo que sea mucho más fácil la  acumulación de impurezas que te manchan.

Por suerte, hay diversas formas en que puedes aclarar la piel de tus rodillas y los codos de manera natural. Te animo a que sigas leyendo para que sepas cuales son.

Algunos de los mejores remedios caseros para aclarar codos y rodillas

1. Yogur

 

El yogur tiene ácido láctico que favorece la aclaración del color de la piel. Además, la limpia e hidrata.

Instrucciones

Prepara una mezcla con 1 cucharadita de yogur natural y vinagre blanco hasta tener una pasta fluida. Aplica esta pasta en las zonas afectadas  dejando que se seque. Luego, enjuaga con agua tibia, seca y ponte una crema hidratante. Aplícala diariamente por unas semanas.

También puedes mezclar 2 cucharadas de harina de garbanzos y 1 cucharada de yogur natural y hacer una pasta espesa. Aplica la pasta en los codos y las rodillas oscurecidos y déjala que actúe durante 20 minutos. Luego, frota con los dedos húmedos para remover la pasta y enjuaga con mucha agua. Puedes hacerlo 2 o 3 veces a la semana.

2.Aceite de coco

El aceite de coco contiene vitamina E que puede contribuir a aclarar el tono de la piel y a prevenir la sequedad manteniendo la piel hidratada.

Instrucciones

Luego de cada baño, aplica aceite de coco en los codos y las rodillas y date un masajea suave de 1 a 2 minutos. Luego, repite la aplicación varias veces al día para prevenir la sequedad.

Si quieres, puedes preparar una mezcla con 1 cucharadita de aceite de coco y ½ cucharadita de jugo de limón. La mezcla obtenida la puede frotar en tus codos y rodillas oscuras dejándola reposar de 15 a 20 minutos. Para terminar, limpia utilizando toallas de papel. Haz esto solo una vez al día.

Además, puedes añadir mucho aceite de coco o 1 cucharada de nogal en polvo para preparar una pasta espesa.

Lo puedes usar para exfoliar los parches de piel oscura que se encuentran alrededor de los codos y las rodillas 2 o 3 veces a la semana.

3. Limón

El limón posee propiedades blanqueadoras y exfoliantes naturales. Contiene una cantidad muy alta de vitamina C que favorece la eliminación de las células muertas y aclarar el tono de la piel. Además, puede ayudar a la regeneración de las células sanas.

 Instrucciones

El jugo de limón lo puedes aplicar en los codos y las rodillas y dar un masaje suave durante unos minutos. Déjalo actuar unos 20 minutos. Lava el área con agua tibia y luego te aplicas una crema hidratante.

Además, puedes exprimir 1 limón y el jugo obtenido mezclarlo con 1 cucharada de miel. Lo aplicas en las zonas afectadas y lo dejas aplicado unos 20 minutos. Luego lavas la mezcla con abundante agua.

Utiliza ambos remedios una vez al día por un par de semanas y vas a ver excelentes resultados.

NOTA: Luego de aplicado el jugo de limón, evita exponerte al sol por las próximas 3 horas.

4. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio puede actuar como un limpiador suave, que ayuda a suprimir las células muertas de la piel y evitar la hiper-pigmentación formada alrededor de las rodillas y los codos.

Instrucciones

Con 1 cucharada de leche y 1 de bicarbonato de sodio mezclados, prepara una pasta.

Aplica esta pasta en las zonas afectadas frotando con movimientos circulares por unos 2 a 3 minutos.

Lava el área con agua tibia y seca bien la zona.

Aplica el remedia diariamente hasta conseguir los resultados deseados.

5. Sábila

La sábila es un aclarador natural de la piel que además la mantendrá hidratada y humectada. Puede ayudar a que se mantenga parejo el tono de la piel promoviendo la reparación de las células afectadas por la exposición al sol.

Instrucciones

Extrae el gel de una hoja de sábila.

Aplícalo en las zonas afectadas.

Déjalo actuar durante 20 minutos, luego lava el área con agua tibia.

Repite este proceso 1 o 2 veces al día por unas cuantas semanas.

6. Almendras

Las almendras y su aceite son muy ricos en propiedades nutritivas, que pueden ayudar a mantener la piel sana y brillante.

Instrucciones

Dáte un masaje en las zonas afectadas con aceite de almendras caliente unos 5 minutos diariamente antes de acostarte. Pasados unos días, debes ver mejoras.

También, puedes mezclar 1 a 2 cucharadas de almendras en polvo con yogur y hacer una pasta espesa. Aplica esta pasta sobre los codos y las rodillas oscurecidos. Deja que la pasta se seque, después con los dedos mojados, realiza un masaje en movimientos circulares. Luego, lava con agua fría. Realiza esto una o dos veces cada día por unas pocas semanas.

7. Azúcar

También, puedes usar un exfoliante de azúcar casero para aclarar el tono de la piel de las rodillas y los codos. Los granos de azúcar ayudan a suavizar y exfoliar las células muertas de la piel.

Instrucciones

Mezcla cantidades iguales de aceite de oliva y azúcar y prepara una pasta espesa.

Aplica la pasta en las rodillas y los codos frotando con movimientos circulares por 5 minutos.

Enjuaga con jabón suave y agua tibia.

Esto lo haces una vez al día hasta que el tono de la piel se aclare.

Repite este remedio semanalmente.

8. Menta

La menta posee aceites volátiles que promueven el colágeno en el cuerpo, ayudando a que la piel mantenga un tono uniforme y que brille saludablemente.

Instrucciones

Pon a hervir ½ taza de agua con un poco de hojas de menta de 2 a 3 minutos.

Agrega el jugo de ½ limón a esta mezcla, cuélalo y deja que la solución se enfríe.

Moja un poco de algodón en la solución y frota sobre las rodillas y codos.

Deja que actúe durante 15 a 20 minutos y lava con agua tibia.

Realiza este tratamiento 1 ó 2 veces al día hasta que te sientas bien con los resultados.