Conoce los mejores beneficios del jugo de apio.

0

El apio no es exactamente la comida más emocionante y, de muchas maneras, se le puede acusar de ser insípido.

Para muchas personas no es especialmente sabroso, no parece particularmente interesante y normalmente la mayoría de nosotros evitaremos comerlo a menos que primero lo hayamos sumergido en algo mucho más sabroso.

Pero dicen que son los más silenciosos son a los que debes mirar, y, de hecho, el apio es una especie de súper alimento de varias maneras.

El apio es tan bajo en calorías y su sabor es tan noble que puedes agregarlo fácilmente a tu dieta ¡Sin siquiera darte cuenta del cambio! De hecho, incluso el jugo de apio tiene beneficios sorprendentes.

Los mejores beneficios del apio.

En esta publicación, veremos por qué es hora de que reconsideres el apio y por qué necesitas comenzar a comerlo más. ¡Te encantarán estos beneficios de beber el jugo del apio!

Combate la inflamación.

La inflamación es un problema que va más allá de lo que muchas personas creen. La inflamación crónica afecta a muchos de nosotros y puede ser responsable de los sentimientos de cansancio, confusión mental e incluso depresión.

También es la fiel acompañante de condiciones como artritis, gota, osteoporosis, asma o incluso dolor crónico en las articulaciones.

Pero resulta que el apio es muy eficaz para combatir la inflamación en todas sus formas, lo que podría deberse a los compuestos llamados luteolina y poliacetilenos.

La luteolina es un poderoso antioxidante flavonoide muy efectivo para combatir la inflamación. Funciona al inhibir varias de las enzimas responsables de la inflamación. Los poliacetilenos pueden reducir las prostaglandinas inflamatorias.

Esto hace que el apio sea especialmente eficaz para las personas con artritis, al igual que el jugo de zanahoria que funciona de la misma manera.

Conoce sobre la cebolla, sus beneficios para la salud y versatilidad en la cocina.

Reduce el riesgo de cáncer.

El jugo de apio es especialmente rico en antioxidantes, que es un compuesto capaz de combatir los “radicales libres” que deambulan por el cuerpo reaccionando con las células y causando daño, ocasionalmente llevando a mutaciones.

Cuantos más antioxidantes tengas en tu sistema, menos riesgo corres de los radicales libres. Mientras menos riesgo corres de radicales libres, mejor será tu salud general y menores serán tus posibilidades de desarrollar cáncer.

Los antioxidantes particulares en el apio también han demostrado ser especialmente efectivos para combatir el cancer.

Aumenta la recuperación.

Si eres un atleta, alguien que va mucho al gimnasio o alguien que simplemente trabaja duro, entonces es muy importante que hagas lo que puedas para evitar quedarte sin energía.

Es el punto en el que has agotado tus glándulas suprarrenales y tu cuerpo está demasiado agotado para que puedas continuar. Esto puede provocar depresión, sensación de poca energía, dolor en las articulaciones y neblina cerebral, entre otras cosas.

La buena noticia es que los beneficios del jugo de apio pueden ser la herramienta perfecta para prevenir esto. Una forma de hacerlo es a través de su selección de antioxidantes.

Otra forma de hacerlo es ofreciéndote el equivalente de una bebida isotónica: el apio puede rehidratarte y también reponer electrolitos importantes como el sodio y el potasio.

¡Más de 10 RAZONES para consumir aguacate todos los días!

 

Las cumarinas también se encuentran en el apio y se sabe que reducen la cortisona, la hormona del estrés.

Mejora la presión arterial.

El apio contiene una sustancia capaz de relajar los músculos lisos que existen dentro de los vasos sanguíneos, lo que ayuda a combatir la presión arterial alta. También se cree que esto mejora la salud del corazón a largo plazo al reducir el colesterol LDL.

Como se mencionó, las cumarinas en apio también pueden reducir el cortisol, que es otra forma en que se puede reducir la hipertensión. Luego está la apigenina bioflavonoide, que es un potente antiinflamatorio que funciona específicamente dentro del sistema cardiovascular.

Esta es también otra razón por la cual el apio es tan bueno para la recuperación.

El jugo de apio te ayuda a dormir mejor.

Muchas de las cosas que hacen que el apio sea tan bueno para mejorar la recuperación y la presión arterial, también lo hacen ideal para mejorar el sueño.

Del mismo modo, debido a que es capaz de restaurar la hidratación y los electrolitos, también puede ayudarlo a dormir toda la noche sin despertarse con sed o con calambres.

El apio también es rico en magnesio. Esto es importante debido a que muchos de nosotros sufrimos de deficiencia de magnesio que es esencial para mejorar el sueño.

El magnesio es un relajante muscular y también nos puede poner en un estado atontado y listos para la cama.

Incluso mejora la neuroplasticidad una vez que nos dormimos, fomentando la formación de nuevas conexiones neuronales y el nacimiento de nuevas células nerviosas, lo que nos ayuda a consolidar los recuerdos mientras descansamos.

El jugo de apio es ideal para la piel.

Finalmente, el apio también es ideal para tu piel. El jugo de apio contiene una amplia gama de nutrientes que se sabe son muy beneficiosos para la piel y estos incluyen la vitamina K, que es excelente para ayudar a mejorar la firmeza y la elasticidad de la piel.

Asimismo, también es rico en vitamina A y B, lo que mejora el tono de la piel, mientras que la vitamina C ayuda a prevenir las arrugas con el tiempo (al igual que los otros antioxidantes).

Los aspectos hidratantes del jugo de apio también son importantes para una buena piel, como lo es la vasodilatación que ayuda a prevenir el enrojecimiento al dar un tono de piel mucho más parejo a medida que mejora la circulación.

Sorprendente mira cómo se destapan tus oídos en segundos con estos remedios caseros.

Jugo vs smoothie.

El consenso general es que los batidos son mejores que los jugos porque los batidos retienen la fibra en las frutas y verduras que ayudan al cuerpo a procesar el azúcar lentamente.

Sin embargo, el jugo de apio contiene muy poca azúcar, así que esto no es una preocupación.

Siempre que uses jugo de apio como una parte suplementaria de tu dieta, y no como un reemplazo de comida, y estés consumiendo mucha fibra en tus comidas regulares, la falta de fibra en el jugo de apio no es un gran problema.

El jugo te permite obtener una cantidad potente de nutrientes de una sola vez ya que tu cuerpo no tiene que preocuparse por la fibra. Beber el jugo solo con el estómago vacío, y en 10 minutos, ayuda en este proceso de captación de nutrientes.

Para hacer el jugo de apio solo debes colocarlo en tu extractor y seguir las instrucciones propias del aparato, o puedes hacerlo en la licuadora agregando un poco de agua para lograr un licuado correcto del apio y colando una vez esté bien triturado.

Cómo seleccionar apio para tus recetas de jugos.

Elije apio que se vea nítido y se rompa fácilmente cuando lo doblas. El apio cojo debe evitarse.

Recuerda incluir las hojas en tu receta de jugo, ya que contienen la mayor cantidad de vitamina C, calcio y potasio presente en el apio. Las hojas deben ser de color verde pálido a verde brillante y de aspecto fresco (es decir, libres de parches amarillos o marrones).

Cuando compres tu apio, colócalo en un recipiente sellado o en un paño húmedo y guárdalo en tu refrigerador.

Para obtener los máximos beneficios nutricionales del apio, no debes mantenerlo a temperatura ambiente durante demasiado tiempo, ya que tiende a marchitarse rápidamente.

Para limpiar el apio, debes cortar la base y lavar las hojas y los tallos con abundante agua.

Como puedes ver, los beneficios del jugo de apio son enormes y pueden hacer mucho por tu salud. Es bajo en calorías pero está lleno de nutrientes, flavonoides, antioxidantes y más.

Si quieres dormir mejor, verte mejor y sentirte mejor, ¡Entonces no ignores el apio que espera en tu refrigerador!