Conoce la verdad sobre mezclar ajo y miel para tu salud.

0

Últimamente puede haber visto a este dúo de ajo y miel en algún anuncio de cebo hacia algún enlace. Algunos sitios de remedios caseros semi-reales también lo están vendiendo. Los anuncios son algo como esto:

  • ¿Te sientes mal? Una cucharada de esto hará que tu resfriado desaparezca.
  • Coma ajo con miel con el estómago vacío y después de una semana sucede algo increíble.
  • Diga adiós a la presión arterial alta con este remedio natural.

Estas son solo tres variaciones de los muchos beneficios y efectos secundarios que se reclaman especificamente sobre el ajo y la miel. El problema es que el 80% de lo que dicen es exagerado, fabricado o simplemente una mentira rotunda.

Sin embargo, alrededor del 20% podría tener algún mérito. Nada probado, pero al menos está basado en algo científico.

Veamos la realidad con datos cientificos y estudios sobre este asunto.

Aumento de la inmunidad.

El concepto de usar ajo para la tos, el resfriado y la gripe ha existido por siglos. A pesar de su popularidad como un remedio a base de hierbas, se ha realizado muy poca investigación sobre este.

Cuando se trata de usarlo con miel, literalmente no se ha hecho nada. No hay investigación científica que analice los ingredientes combinados.

Así que, aquellos que afirman que esto es un remedio “comprobado” lo están inventando, desde el punto de vista científico. Dicho esto, aquí hay un vistazo al uso de estos dos ingredientes por separado y a lo que apunta la ciencia.

Ajo: El sitio web de David Wolfe afirma que hubo un estudio en el que una dosis diaria de ajo llevó a una reducción del 70% en la duración de los resfriados. Eso no es muy exacto.

De los 8 estudios en humanos, el único que pasa el escrutinio científico (según el análisis de la base de datos Cochrane) fue realizado por la Universidad de Florida y publicado en 2012.

Sí, hay una estadística alrededor del 70%, pero NO se trata de resfriados que son un 70% más cortos. Por el contrario, tomaron la cantidad acumulada de días de enfermedad para los grupos de placebo y ajo. Este último tuvo un 70% menos de días acumulativos, pero la duración promedio de cada enfermedad mejoró solo en un 18%; 4.6 días de recuperación versus 5.6 para el placebo.

Conoce los mejores beneficios del jugo de apio.

También hubo estas otras 2 diferencias importantes, en primer lugar se usaron suplementos de alicina procesada, no ajo entero. Se cree que la alicina en el ajo es la responsable de los beneficios que se sospechan apoyan el sistema inmune.

La alicina se destruye rápidamente durante la cocción e, incluso, el ajo crudo, después de que lo trituramos, la alicina desaparecerá en diez minutos más o menos.

Es por eso que el estudio de la Universidad de Florida utilizó cápsulas de extracto de ajo envejecido encapsulado. No es el crudo aplastado, que muchos bloggers sugieren.

En segundo lugar el estudio fue para síntomas genéricos de la enfermedad. El tiempo de recuperación, 18% más rápido, podría haber sido para resfriados, gripes, tos y cualquier cantidad de enfermedades bajo los escenarios climáticos que pueden causar síntomas.

Esto es porque su definición de “enfermedad” fue un episodio para experimentar efectos secundarios. No había certeza clínica de que estaban enfermos.

Miel: Hay un estudio clínico que se hizo en Irán sobre el uso de la miel y el café juntos para el síntoma de la tos durante un resfriado, pero no para tratar el resfriado en sí mismo.

¿Entonces el ajo y la miel ayudan a la tos?

No se ha publicado nada sobre esa combinación, sin embargo, de forma independiente, hay algunos estudios sobre el uso de las cosas dulces como remedio para la tos.

No hace mucho tiempo, dos médicos publicaron un análisis detallado de varios remedios a base de hierbas para los resfriados. Esto es lo que dijeron sobre el uso de miel para la tos: “Los resultados constantes de tres ensayos controlados aleatorios que involucran a niños sugieren que una sola dosis nocturna de miel puede tener un efecto pequeño sobre la tos y el sueño en niños mayores de 12 meses”.

Suena prometedor, hasta que leas las oraciones después de eso: todas las pruebas no fueron cegadas. Esto debido a que la financiación fue por la Junta de miel para algunos, lo que puede suponer un posible conflicto de intereses.

Se excluyeron algunos resultados de pacientes, que al parecer violaron las propias reglas del estudio. En ocasiones, la efectividad del tratamiento fue determinada por un clínico, en lugar de los niños enfermos o sus padres.

¿Veredicto?

Lo único que es cierto es que sí, hay algunas pruebas preliminares de que, por separado, cada uno de estos dos ingredientes podría beneficiar a la inmunidad. Pero ambos están lejos de ser probados.

Lo que es falso son las afirmaciones científicas sobre su uso conjunto y los adornos que se hacen sobre los estudios para cada uno por separado.

Si tienes mala circulación, haz esto para mejorar el problema…

Disminución de la presión arterial.

Con casi 30,000,000 de publicaciones médicas en él, si busca en la base de datos de “PubMed” estos dos alimentos y la presión arterial, solo obtendrá un resultado único. Una publicación sobre unestudio que no fue realizado en humanos y que no usa ambos ingredientes juntos.

Es un trabajo de investigación escrito por un autor único en una escuela de enfermería en Canadá. Ella informa que después de un análisis estadístico de 20 libros sobre Medicina Tradicional China, hay 38 alimentos que son “recomendados con mayor frecuencia” para la hipertensión. La miel y el ajo para la presión arterial se enumeran entre ellos, pero no como un par.

Si hace la misma búsqueda pero solo para la hierba relacionada con la cebolla, obtendrás más de 200 resultados. No todos están relacionados, pero muchos lo son, incluidos varios ensayos clínicos.

“El presente estudio mostró una disminución significativa tanto en la presión arterial sistólica como diastólica, tanto en la dosis como en la duración”.

AJOENE O SU ALICINA PRECURSORA SE CREE QUE SON LOS COMPUESTOS ACTIVOS EN EL AJO.

Esa cita proviene de un ensayo de Arabia Saudita que involucró 210 personas a quienes se les dio una dosis para tratar su hipertensión, y que se usaron durante 24 semanas seguidas.

Un ensayo aleatorizado y doble ciego de Australia con 50 pacientes encontró una caída promedio de 10.2 puntos para la presión arterial sistólica. Esto fue después de 12 semanas de uso en pacientes que tenían 140 o más.

Pero eso fue con el extracto de ajo envejecido rico en alicina, no con el crudo fresco.

¿Qué ejercicios debes hacer para evitar o retrasar el Alzheimer?

En 2017 se publicó un metaanálisis, que es básicamente una revisión científica de todos los estudios anteriores, que tuvieron lugar entre 1990 y 2015. Su conclusión resume bien las más de 200 obras sobre este tema:

“En particular, un conjunto relativamente grande de evidencia apoya el uso de potasio, magnesio, L-arginina, vitamina C, flavonoides de cacao, jugo de remolacha, coenzima Q10, melatonina de liberación controlada y extracto de ajo envejecido. El efecto antihipertensivo de todos estos nutracéuticos parece estar relacionado con la dosis y la tolerabilidad general es buena “.

Los beneficios de la miel sobre la presión arterial, los que posiblemente hayas leído antes, simplemente no existen. El único estudio humano que se relacionó vagamente involucró a 50 hombres (de 15 a 30 años) en Nigeria que descubrieron que cuando el alcohol y la miel (el tipo regular) se consumían juntos, su presión arterial subía levemente durante las 10 horas posteriores.

Dos estudios con ratas encontraron que la suplementación con miel pareció tener algún beneficio para la presión arterial sistólica.

¿Veredicto?

Nunca se estudiaron juntos para reducir la presión arterial. Ya sea miel de Manuka, miel cruda no pasteurizada o convencional, no hay casi nada por ahí que sugiera que ayuda con la presión arterial en los humanos.

El único estudio fue irrelevante, ya que estaba en combinación con el alcohol. En última instancia, significa que este supuesto beneficio es una gran mentira. 

Perder peso.

¿La miel y el ajo son buenos para perder peso?

Acerca de la “evidencia” más cercana que encontrará para esto es un corto (y aburrido) video casero de YouTube de la cámara mirando hacia abajo al ajo picado mezclado con el edulcorante natural en una taza.

La dama extranjera, cuyo inglés es difícil de entender, habla durante 2 minutos y 41 segundos sobre las supuestas formas en que esto ayuda a su salud. Algunos de ellos ya los hemos tratado más arriba.

Ella pasa todo el tiempo moviendo esa cuchara. Es como ver a un niño jugar con su comida y no comerla.

No es su video, pero otro enlace contiene una imagen del ajo en un estómago vacío y se dice que al combinarlo con miel de abeja ayuda a perder peso. Hacer esto durante 7 días se dice que hace que “sea más fácil mantener un peso saludable” (lo que sea que eso signifique).

Pero ya sea por una semana, un mes o un año, no se encuentra nada, ni siquiera en la investigación de medicina alternativa más marginal, sobre este remedio casero.

Cuando evalúa los dos por separado, la respuesta sigue siendo la misma. 

El estudio de cohortes de “Vitamins And Lifestyle (VITAL)” que tuvo lugar en Washington involucró a 15,655 personas en un período de 10 años. Entre los suplementos utilizados, el ajo no se correlaciona con la pérdida o ganancia de peso. De hecho, este es el único hallazgo significativo que observaron:

“Entre hombres y mujeres con sobrepeso u obesos, el uso a largo plazo de multivitaminas, vitaminas B6 y B12, y cromo se asociaron significativamente con menores niveles de aumento de peso”.

¡Y las personas que usan esos suplementos ni siquiera pierden peso! Simplemente terminan ganándo menos que los demás.

Para la miel solo hay una cosa vagamente relacionada. Es un estudio que involucró a 12 personas con diabetes tipo 2 a quienes se les dio miel Kanuka (que no debe confundirse con Manuka).

Aunque fue formulado con otras cosas; canela, magnesio y cromo. Después de 40 días, hubo una pequeña mejoría en el peso (perdieron 2.2 kg o 5 lbs) pero no fue estadísticamente significativo.

¿Veredicto? 

¿El ajo y la miel queman grasa? Esta es una gran estafa de la forma que quieras verla. No hay nada de sustantivo en usarlos juntos, ni hay nada sobre el uso de la miel de abeja común o el ajo por separado.

¿Qué es falso sobre el reclamo de pérdida de peso? ¡Aparentemente todo! 

Estos alimentos son saludables para usted de muchas maneras, pero no para perder peso. Si está buscando perder peso, consulte la investigación más sustancial sobre superalimentos para la pérdida de peso y acompañelo de un régimen de ejercicios.

Maravillosos beneficios para la salud del tamarindo que no sabías.

En conclusión.

Para los beneficios del sistema inmune relacionados con el resfriado y la tos, así como la presión arterial, hay destellos de esperanza para estos dos ingredientes.

La mejor evidencia es para el extracto de ajo envejecido rico en alicina, en lugar de los dientes de ajo triturados o enteros. Sin embargo, en última instancia, la investigación es demasiado poca y en etapa muy temprana para reclamar los beneficios de estos dos alimentos, no juntos y ni siquiera cuando se usan por separado.

Esperemos se puedan realizar futuros estudios que ayuden a arrojar más luz sobre los beneficios de combinar el ajo y la miel para la salud.