Conoce la conmovedora historia de amor de una chica con una enfermedad terminal

0

Ella se casó con su enamorado, pero…

Encontrar el amor de tu vida es muy difícil. Algunos no lo encuentran y por ello no creen en el amor. Sin embargo, el amor sí existe. Es más, tratar de encontrar el amor es algo que todos damos por sentado, y la verdad es que si te las arreglas para casarte con alguien a quien amas en el transcurso de tu vida, eres afortunada o afortunado. La historia de Nina Marino es a la vez desgarradora e increíblemente tierna.

A la edad de 19 años Nina fue diagnosticada con sarcoma indiferenciado. Para aquellos que no lo saben, este es un tipo de cáncer bastante agresivo del que la mayoría de la gente no se recupera porque se propaga muy rápido. Cuando la joven fue diagnosticada, sabía que le quedaba poco tiempo de vida.

No obstante, esta joven luchadora nunca dejó que la enfermedad le arrebatara lo mejor de sí misma, Nina siempre mantuvo una actitud positiva mientras luchaba contra la enfermedad desde la cama del hospital. Para cuando la enfermedad se había propagado a su único pulmón, Nina decidió escribir su lista de cosas por hacer. Una de las primeras cosas que quiso hacer fue casarse con su novio y mejor amigo, Joey Williams. Después de que ella le planteó la pregunta, él aceptó y sus padres se reunieron rápidamente para organizar una ceremonia improvisada sobre la cama del hospital.

Mientras que las máquinas a las que estaba conectada limitaban su capacidad de moverse, la vistieron con un hermoso vestido de novia, hicieron que el novio llevara un hermoso traje; además colgaron fotos de los dos alrededor de la habitación e incluso prepararon un arco improvisado para que los dos se casaran por debajo. En una ceremonia muy emotiva, los dos se casaron y expresaron su amor el uno por el otro frente a sus amigos y familiares.

Por desgracia, 2 días, 15 horas y 27 minutos después, Nina falleció. La novia fue enterrada con su vestido de novia. Aunque su esposo admite que estaba muy triste por su muerte, dice que se alegró de que tuvieran la oportunidad de casarse y hacer realidad uno de sus sueños.