Cómo limpiar y mantener limpios los quemadores de tu estufa de gas.

0

Una estufa de gas limpia es tan agradable para cocinar y no es muy difícil de lograrlo si sabes qué pasos tomar. Las estufas de gas son más económicas que las eléctricas, pero cuando se trata de desmontar las cosas y limpiarla a profundidad, tal vez te pongas un poco nerviosa.

Muchos de nosotros al casarnos heredamos o recibimos de regalo de bodas una estufa de gas. Luego de un tiempo de uso, muchas veces decidimos pasar a un modelo más elegante y en ese momento es hora de aprender realmente a hacer un buen trabajo al encargarse de limpiar a profundidad la estufa y asegurarse de siempre tener una estufa limpia. ¡Así que manos a la obra!

Ninguna biblioteca sobre consejos de limpieza de cocina estaría completa sin un artículo sobre limpieza profunda de quemadores de estufas de gas! Las rejillas sucias y grasientas de los quemadores de gas en las estufas de gas actuales no solo envejecen el electrodoméstico, sino que también pueden afectar tu cocina y presentar un riesgo de incendio.

Sigue leyendo para que conozcas este método totalmente natural y súper fácil de cómo limpiar los quemadores de tu estufa a gas.

¿Cómo limpiar quemadores de estufas a gas? Mira que sencillo:

Para poder limpiar a profundidad tus quemadores necesitarás los siguientes productos de limpieza:

  • Detergente de lavavajillas.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Cepillo de fregar.
  • Vinagre.
  • Un paño.

El método de bicarbonato de sodio para limpiar quemadores.

Lava todos los quemadores con agua tibia y detergente para lavar platos con el fin de quitar la película de grasa y suciedad inicial. Haz una pasta gruesa de bicarbonato de sodio y agua. Cubre todos los quemadores con la pasta y deja reposar por 20 minutos. Friega los residuos de alimentos lavando con un cepillo y enjuaga bien.

El Método del vinagre.

Como una forma de mantenimiento diario, rocía los quemadores regularmente con vinagre. Deja reposar de 10 a 15 minutos. Limpia con un paño limpio. Este método es más efectivo como mantenimiento continuo, ya que corta la grasa antes de que tenga la oportunidad de adherirse a los quemadores debido al calor. Usa este proceso después de limpiar la parte superior de la estufa de gas con el primer método.

Sea cual sea el método de limpieza natural que elijas, el mantenimiento diario es la forma segura de nunca perder más tiempo de lo que necesitas para limpiar tu estufa a gas. Ese sentimiento de hogar limpio y bien fresco está más cerca de lo que piensas.