Cómo expresar mis sentimientos y emociones

0

El autocontrol requiere de práctica. Tan pronto identifiques qué emoción estás experimentando, asegúrate de no dejar que esta controle tus acciones. Considera la posibilidad de desarrollar una estrategia para calmarte. Para expresar tus sentimientos y emociones, simplemente dígale a alguien cómo se siente.

Antes de continuar, creo razonable aclarar la diferencia existente entre sentimiento y emoción: Las emociones son complejas, pues son un conjunto de respuestas químicas y neuronales que forman un patrón distintivo. Es decir, cuando pasa algo o recuerdas algo desencadena una emoción y una respuesta.

Los sentimientos son nuestra respuesta emocional.

Ahora bien, en caso de que tengas mucha angustia emocional e intentes prevenirla y no sepas cómo canalizarla y expresarla es posible que experimentes un aumento en los latidos de tu corazón, comiences a sudar, a temblar o tener problemas respiratorios. Si reprimes los sentimientos es posible que se produzca una tensión en la garganta, en la cara o en la columna vertebral y los músculos.

Expresar consistentemente nuestros sentimientos ayuda a liberar el estrés, nos permite vincularnos con otras personas y facilita la comunicación.

Decir lo que creemos que es muy importante por muchas razones: puede eliminar una carga de tu mente, mejorar una relación y ayudarte en eventos particulares. Sin embargo, muchas veces no es factible expresar nuestras emociones de la manera ideal. En este artículo te damos algunos consejos que te ayudarán a conseguirlo.

Antes de expresar lo que sientes, aprende sobre tus emociones.

Esto es vital como primer paso. Los sentimientos son una excelente guía, nos dirigen y nos permiten comprender lo que nos está pasando y nos relacionan con las personas a nuestro derredor.

Para este fin podrías preguntarte: ¿qué es lo que estoy sintiendo en este momento? ¿Por qué esta emoción aparece en este instante? ¿Cómo controlo los sentimientos? ¿Cómo puedo hablar de esto?

Para expresar nuestros sentimientos, primero tenemos que entenderlos, ya que en el caso de que no entiendas tus verdaderos sentimientos, entonces definitivamente no tendrás la habilidad de describirlos. No tengas miedo de decir exactamente aquello que te preocupa, por ejemplo: miedo, anticipación, angustia…

Nunca asumas que los demás te conocen y saben cuánto los quieres, si ya los has perdonado o qué no te gusta de ellos. ¡Nadie tiene una bola de cristal o poderes especiales!

Entonces, ¿cómo podemos expresar nuestras emociones?

Las emociones pueden estar relacionadas con la ira, la alegría, la desesperación, el miedo o la sorpresa. Es fantástico expresarlas, ya que liberan el estrés, nos permiten conectarnos con otras personas y facilitan la comunicación.

Sin embargo, tener la capacidad de decir lo que creemos no es un trabajo sencillo. Requiere algo de entrenamiento y algo de devoción. Preste atención a estas sugerencias:

  1. Evite palabras negativas

Incluso cuando tenemos algo “malo” que decir, siempre podemos usar frases lindas, suaves o tiernas. Frecuentemente cometemos el error de usar expresiones negativas que no nos llevan a la victoria. Culpando a otros o distorsionando los hechos o sintiéndose como una víctima de este problema puede hacer más daño que bien. Presta mucha atención a la manera en que expresas tus emociones para prevenir conflictos y problemas futuros.

Usa un tono amigable, escucha, mira a los ojos y usa frases como “estoy un poco estresado” en lugar de “la situación en la empresa me ha estresado”. Así evitarás una confrontación segura porque estás aclarando lo que sucedió, la otra persona entenderá implícitamente que su ansiedad tiene una causa muy clara, el trabajo.

  1. Ordena tus ideas, aterriza.

Una vez que deseamos o queramos transmitir nuestras emociones, a menudo es difícil para todos nosotros adherirnos a una estrategia. Hablamos como “cotorra” y el individuo frente a nosotros tímidamente nos deja saber que lo tomemos con calma, que respiremos y empecemos de nuevo.

En caso de que tengas problemas para decir lo que crees es una idea fantástica escribir lo más importante en una hoja de papel. De esta manera, puedes trazar un arreglo, y si “andas con rodeos” puedes volver a donde empezaste o donde te quedaste.

  1. Enfrentar la realidad

No te engañes a ti mismo y deja de lado tus explicaciones. Aunque es extremadamente difícil expresar nuestras emociones, tenemos que hacerlo como adultos. Si lo ocultamos nos acompañarán toda la vida; estarán ahí, esperando a que salga en el momento incorrecto.

Incluso si es algo complejo, tienes que hacer todo lo que puedas para sacar tus miedos, tus ansiedades, tu nerviosismo, tu amor, tu perdón o tu gratitud. Será un período embarazoso, intimidante e incierto, pero si terminas de contándolo, te sentirás descansado y en paz contigo mismo.

  1. Envía el mensaje en primera persona

Si agregas a otra persona en el mensaje, asumes que eres consciente de lo que creen. Muchas veces este mal hábito puede ser contraproducente. Por lo tanto, lo mejor es hablar desde tu propia perspectiva, que es la que más debes conocer.

“Creo…”, “Necesito…”, “Quiero…” son las palabras que no pueden faltar para expresar tus emociones.

¿Puedes encontrar bastante difícil expresar tus sentimientos cara a cara? Aunque esto no sea lo mejor, de vez en cuando podríamos escondernos detrás de un mensaje de texto, una carta, un correo electrónico o un audio. Lo fantástico de estos medios de comunicación es que somos capaces de examinar lo que hemos expresado antes de enviarlo y arreglar lo que usted no considera apropiado. Sin embargo, por otro lado, puede parecer que es una falta de interés o valentía de tu parte.

Sea cauteloso a su vez porque los mensajes compuestos pueden ser malinterpretados, pues no tienen inflexiones de voz, gestos ni tampoco la oportunidad de aclarar algo que no se entiende. Pero, podría ser valioso para empezar.

      5- Preste atención a la comunicación no verbal

Una vez que hablamos con alguien, transmitimos muchas cosas (consciente e inconscientemente). Nuestro cuerpo y nuestra cara también hablan. Sin querer transferimos movemos las manos, tocamos nuestra nariz, miramos hacia otro lado, y todo eso puede afectarte o ayudarte cuando estás frente a alguien.

Para expresar nuestros sentimientos somos capaces de aprovechar al máximo el lenguaje no verbal. ¿Qué quieres decir? Utilizándolos en nuestro beneficio a través de una voz firme y una postura segura. Incluso cuando usted está muriendo de nervios es posible podría expresar lo contrario prestando atención a sus propios movimientos corporales

      6- Usa otros medios para expresarte

A parte de escribir puedes expresar los que sientes con palabras, comportamiento o arte. A veces puede que quieras expresarte de muchas maneras al mismo momento. Pregúntense qué crees que ocurrirá cuando lo digas de una manera u otra. Es decir, lo que creen que serán las consecuencias. Me refiero a modular intensidad de tus sentimientos. No es exactamente lo mismo expresar tu enojo llorando y amenazando que hablando serena y apropiadamente. Si crees que estallarás, lo mejor es ensayar primero a solas o utiliza algún medio de los que te hemos sugerido. Algo extremo es grabarte con tu celular diciendo lo que quieres expresar a la persona que te hirió, por ejemplo. Quizás te parezca exagerado, pero escuchar tu voz y ver tus gestos de dará una idea de si lo estás haciendo bien o mal. Creo que cuando la gente se escucha y se observa a sí misma, de vez en cuando se horroriza al ver sus propias expresiones faciales.

       7- Esperar el momento correcto

Es vital ser muy cuidadoso al seleccionar el momento y lugar ideal para expresar nuestros sentimientos. Deje a un lado la impulsividad que con frecuencia nos trae algunos dolores de cabeza. Más bien, analiza el momento propicio para hablar y, lo que es más importante, para lograr el resultado deseado. No sólo para otro individuo, sino también para usted. Es ideal estar tranquilo, confiado y relajado. Espera hasta que eso ocurra y luego inicia la conversación.

¡Buena suerte!