Como eliminar los efectos devastadores del estrés en su vida.

0

Los trastornos de ansiedad son a menudo un producto del estrés. Desde TAG (trastorno de ansiedad generalizada) hasta trastorno de pánico, se puede reducir la ansiedad en su vida simplemente reduciendo el estrés, o las tensiones que vive a diario.

El estrés es normal en la vida, sin importar quién seas, pero si dejas que el estrés tome el control de tu vida, surgirán problemas graves.

Afortunadamente, los efectos negativos del estrés continuo son fáciles de superar, pero es importante conocer los pasos para hacerlo.

El estrés es una reacción interna (sentimientos, emociones, confusión, ira, temor) que se desencadena por factores externos, como la presión que recibimos de muchas maneras, ya sea tensión familiar, del trabajo, financiera, exigencias que otros nos imponen, o nosotros nos estamos exigiendo a nosotros mismos, accidentes, situaciones inesperadas,  etc.

Una de las mejores maneras, que recomiendan mucho los médicos, psicólogos, y consejeros espirituales, para superar estas reacciones es haciendo ejercicio (de acuerdo con tu capacidad física.

Para algunos, muy poco ejercicio significa demasiada actividad física para otros, no exageres, no te rompas lo huesos o te estires los músculos si no estas acostumbrado a ejercitarte, y no añadas así otra causa de estrés, y el remedio viene a ser peor que el mal)

El ejercicio diario puede ayudarte a aprender a lidiar físicamente (y mentalmente) con el estrés al mejorar tu tolerancia a la tensión, la presión, que tu cuerpo sufre durante el ejercicio.

Durante un ataque de pánico, la mayoría de las personas sienten dificultad para respirar y su corazón se agita.

Un entrenamiento duro te da estas mismas experiencias, pero de una manera saludable. A medida que haces más y más ejercicio, presiona a su cuerpo para que acepte estas condiciones sin entrar en pánico y aminoras los riesgos de un paro cardiaco, o un ataque agudo de pánico.

Dormir bien por la noche también es muy importante para reducir el estrés. “Cuerpo desvelado, corazón débil y desgastado”, según dice el dicho… (Lo acabo de inventar)

El estrés puede agotar físicamente el cuerpo de una persona y, sin dormir, se incrementarán sus efectos agotadores con mayor facilidad. Esto puede conducir a trastornos de ansiedad muy fácilmente y estos trastornos pueden ser peores.

Para dormir lo suficiente, asegúrese de programar al menos 8 horas para dormir (es difícil para personas ocupadas, madres y padres de familia, pero, el dormir es sagrado, sobre todo para cabezas de familia).

No coma ni beba mucha azúcar o productos con cafeína antes de irse a dormir.

Igualmente, el uso de las pantallas (televisión, teléfonos, computadoras), si expones tus ojos a la luz azul de las pantallas electrónicas, tu cerebro entra en “modo activo”, enviando señales al cuerpo de que “hay que despertar”, cuando debería ser lo contrario.

Apaga los electrónicos, los de tus hijos, y apaga las luces en tu casa.

Y, en serio, también envía a dormir a tus mascotas.

A veces los perritos entran en su estado alegre justamente a la hora de dormir y quieren jugar y ladrar. Acostúmbralos a ir a dormir a la misma hora que tú. Si es posible.

Trate de hacer actividades relajantes en las pocas horas antes de acostarse. Si es necesario, consulte a su médico para obtener ayuda con los problemas para dormir.

Otra clave para reducir el estrés es programar tiempo para actividades no relacionadas con el trabajo. Tomar vacaciones o al menos días libres para divertirse.

El trabajo es una causa importante de estrés, y con ese estrés viene la preocupación por el dinero, la salud y muchas otras cosas.

Al reservar un tiempo específico para divertirse con sus seres queridos o por su cuenta, puede dejar de lado el estrés física y mentalmente durante al menos unas horas.

Trate de tener al menos una hora para usted todos los días y un fin de semana largo cada cierto número de meses para disfrutar de actividades divertidas.

La oración es importante, sin embargo, no recomendamos la oración como “remedio para ir a dormir” porque así daríamos el mensaje equivocado de que la oración da sueno, o es aburrida.

Todo lo contrario. Es bueno hacer una oración breve y prepararse para dormir. Pero si usted quiere hacer un maratón de vigilia de oración antes de ir a la cama pues nunca le dará sueno.

Si usted lee la biblia, acuérdese del profeta Elías. Cuando el profeta se encontraba agotado físicamente, evidentemente entró en un periodo de temor y depresión.

Dios no lo mandó a orar y ayunar. (Ya había orado, ayunado, y había tenido una victoria espiritual, pero después se encontró cansado).

Dios lo mandó a comer y a descansar. Y después de su descanso, obtuvo otra victoria espiritual.

Dios no hizo tu cuerpo para que este enfrente las tensiones de la vida, sin comer ni dormir. Todo a su tiempo. La oración también tiene su tiempo.

Dios envia comida y descanso a Elias el profeta

La oración es efectiva para hacer retroceder muchos asuntos que te afectan y te causan tensión, pero, aparta un tiempo exclusivo para tus peticiones y batallas en oración. Pero que no sea antes de irte a dormir.

Por último, trabaje para reducir el estrés aprendiendo a pensar un poco diferente acerca de la vida.

Algunas de las personas más estresadas son perfeccionistas. Si bien esto puede ser un buen rasgo, también querer que todo sea perfecto puede ir demasiado lejos. Sepa cuándo dejar ir algo.

Cuando te preocupas por no ser lo suficientemente bueno o estas molesto por las pequeñas cosas que no salen bien, realmente las pequeñas tensiones se suman para lastimarte.

La lucha contra los efectos del estrés es continua, nunca terminará, mientras estemos en esta vida. Cosas pasarán, pero podemos aprender a enfrentar las cosas de una manera diferente, que traiga crecimiento y no dolores, a nuestras vidas.

¿Tú qué opinas?