¿Qué es el colágeno y como beneficia el organismo?

0
Mientras que el colágeno es beneficioso para todo el cuerpo, es más notablemente beneficioso para la piel

El colágeno es una de las proteínas más abundantes en el cuerpo y constituye una gran parte de nuestra piel, cabello y uñas; técnicamente un polipéptido. El colágeno contiene una mezcla de aminoácidos como la prolina y la glicina, que se encuentran en todo el tejido conectivo dentro del cuerpo (¡incluidos los órganos vitales!).

Mientras que los tratamientos de belleza y los champús pregonan los beneficios del colágeno en sus etiquetas, los beneficios reales provienen internamente, no de un tratamiento tópico.

¿Qué es colágeno?  

El colágeno es un aminoácido de cadena larga y la proteína más abundante en el cuerpo. Está compuesto por los aminoácidos individuales Glicina, Prolina, Hidroxiprolina y Arginina, y en la naturaleza se encuentra exclusivamente en el tejido animal, especialmente en los huesos y el tejido conectivo.

La producción natural de colágeno del cuerpo disminuye con la edad y muchos factores del estilo de vida moderno (como el estrés, la mala alimentación, los desequilibrios en la salud intestinal, etc.) también ayudan a disminuir la capacidad del cuerpo para producirlo.

Las fuentes de colágeno en nuestra dieta son, las principales, aquellas ricas en proteínas incluyendo la carne de res, el pollo, el pescado, y la clara del huevo. El caldo de huesos y las frutas cítricas.

Tipos de colágeno. 

  • Tipo 1: es el más abundante y considerado el más fuerte. Forma parte de los tendones, ligamentos, órganos, piel (dermis), ayuda a formar huesos y se encuentra en el tracto digestivo. Importante en la cura de las heridas debido a su cualidad de elasticidad ayudando a que el tejido se mantenga unido sin rasgarse.
  • Tipo 2: ayuda a formar cartílagos, presentes en el tejido conectivo. Ayuda a la salud de las articulaciones.
  • Tipo 3: está formado de fibras reticulares y es el mayor componente de la matriz extracelular que compone nuestros órganos y la piel. Usualmente se encuentra junto al tipo 1 y ayuda a la elasticidad y firmeza de la piel.
  • Tipo 4: forma parte de la lámina basal, que se encuentra en las células endoteliales de los tejidos alrededor de los órganos, grasa y músculos.
  • Tipo 5: este es necesario para formar la superficie de las células, así como las hebras del cabello y en la placenta.
  • Tipo 10: esta ayuda con la formación del hueso nuevo y del cartílago articular. Beneficioso en la cura de fracturas oseas y la reparación de articulación sinovial.
El colágeno puede ser beneficioso para los huesos y las articulaciones de la misma manera que beneficia a la piel

 Gelatina vs. Colágeno.

Estos términos a menudo se usan indistintamente, pero hay una diferencia. El colágeno es la forma básica de la proteína que se encuentra en el cuerpo, y la gelatina se produce cuando se hierve o se calienta el colágeno. Los dos tienen composiciones muy similares y son casi intercambiables, pero la diferencia se vuelve confusa cuando se trata de suplementos. En general:

  • Polvo de colágeno (la forma hidrolizada de gelatina): contiene las proteínas divididas en cadenas peptídicas individuales. Esta forma generalmente es más fácil de digerir y, a menudo, se sugiere para personas con problemas digestivos. Una ventaja de esta forma particular de colágeno es que se mezcla fácilmente en la mayoría de las bebidas calientes y frías y es insípida, lo que facilita su adición a los alimentos y bebidas para el consumo; sin embargo, no se gelificará y no es buena en las recetas que requieren gelatina .
  •  Polvo de gelatina: La gelatina es la forma pura que a menudo se recomienda en ciertos tipos de dietas por su capacidad para cubrir el tracto digestivo. Desde una perspectiva culinaria, es la forma que “gelinatiza” y es ideal para hacer recetas como vitaminas masticables, gomitas y malvaviscos. Esta es la forma que se encuentra naturalmente en el caldo de huesos, ya que el calor descompone el colágeno natural que se encuentra en los huesos. Esta es la razón por la cual el caldo de huesos tiende a espesar y gelificarse en la nevera. En generaciones pasadas, las personas a menudo consumían cantidades mucho mayores de colágeno/gelatina provenientes de los alimentos, ya que nuestros abuelos y bisabuelos preparaban muchas comidas en casa y hacían cosas como caldos, salsas y carnes deshuesadas que naturalmente contenían estos aminoácidos.

Beneficios del colágeno para la piel.

Mientras que el colágeno es beneficioso para todo el cuerpo, es más notablemente beneficioso para la piel. Esto se debe a que a medida que una persona envejece, la epidermis (capa externa de la piel) se adelgaza y pierde elasticidad en un proceso conocido como elastosis. Cuando esto sucede, la persona tiende a mostrar más signos de envejecimiento y adquiere más arrugas.

Otros beneficios. Aunque no se nota inmediatamente, existen otros beneficios que podrían ser incluso más importantes. Por ejemplo, el colágeno se ha estudiado por su papel en:

  • Salud de huesos y articulaciones: el colágeno puede ser beneficioso para los huesos y las articulaciones de la misma manera que beneficia a la piel. Al ayudar a la producción natural de colágeno del cuerpo y al proporcionar una fuente biodisponible de estos aminoácidos, el colágeno puede mejorar la salud de los huesos y las articulaciones con el tiempo. De hecho, un estudio doble ciego con placebo mostró una mejoría significativa en el dolor articular.
  • Equilibrio hormonal: la investigación emergente muestra que los aminoácidos específicos en el colágeno pueden ayudar a mejorar el equilibrio de aminoácidos en el cuerpo y favorecer la producción natural de hormonas en el cuerpo.
  • Digestión: como se mencionó, la gelatina y el colágeno pueden ayudar a recubrir el tracto digestivo y mejorar la digestión, y el consumo de gelatina a menudo se recomienda en dietas específicas para el intestino.

Entonces, sin más esperas, a introducir el colágeno en nuestra dieta diaria para aprovechar los grandes beneficios que aporta a nuestro cuerpo y piel.