¡Chévere! El jengibre ayuda a perder peso acelerando tu metabolismo

0

El jengibre es una raíz nativa de Asia. Esta crece en suelos tropicales. El jengibre se ha empleado como condimento culinario a lo largo de más de 4400 años y como un tratamiento herbal para la digestión, las náuseas y la diarrea a lo largo de cuando menos los últimos 2000 años. Asimismo, hallará jengibre en la lista de ingredientes en muchos suplementos dietéticos de venta libre, aunque curiosamente no hay disponible mucha literatura médica que respalde el efecto del jengibre sobre el perder peso.

Sin embargo, millones de testimonios confirman que el jengibre puede ayudar a restablecer el equilibrio interno y fomentar el bienestar y el perder peso. El sabor propio y agudo del jengibre puede incrementar de forma natural tus niveles de energía, tanto mental como físicamente.

El jengibre para perder peso puede emplearse no solo en forma de té o rallado en ensaladas. ¡Es un fabuloso condimento! El té de jengibre es vigorizante, por lo que no es muy recomendable tomar en la noche, ya que le impediría descansar o conciliar el sueño. Pero a lo largo del día el jengibre aumenta la temperatura anatómica, lo que te ayuda a quemar grasa más rápido.
Además, estimula la producción de ácido láctico, lo que ayuda a quitar el tejido graso en las zonas problemáticas como piernas, abdomen y glúteos.

IMPORTANTE: SI SUFRES DE ALTA PRESIÓN NO PUEDES USAR JENGIBRE, YA QUE ELEVA LA PRESIÓN ARTERIAL

El jengibre es muy efectivo para prevenir los síntomas del mareo. Asimismo, reduce todos y cada uno de los síntomas asociados con la cinetosis, incluidos mareos, náuseas, vómitos y sudoración fría. Millones de personas que padecen de acidez de estómago y también indigestión pueden estar ahorrando mucho dinero si prueban el té de jengibre. Su raíz facilita la limpieza de colon, lo que va a ayudar a que tenga una buena digestión, por ende, mejor digestión y más pérdida de peso.

¿De qué forma ayuda el jengibre en la digestión?

La indigestión es un inconveniente común para bastantes personas, y el té de jengibre ayuda, calmando los bloqueos en el colon, fomentando una acción de limpieza natural. Al suprimir las toxinas a través del intestino, como los desechos auxiliares, el cuerpo va a perder peso.

El jengibre contiene cromo, magnesio y cinc, que estimulan el sistema inmunitario y ayuda a dar más energía a tu cuerpo. El “British Journal of Nutrition” notifica que, al tomar té de jengibre, ayudas de forma directa a tu digestión.

El jengibre crudo es un conocido reductor del colesterol. Solo debes poner un pedazo en agua, dejar que sus propiedades quedan disueltas en ella. Tomar una o bien un par de veces al día.

OTROS BENEFICIOS DEL JENGIBRE:

-Mejora la tos, el resfriado, y la congestión.
-Las personas que sufren de diabetes consumen jengibre, puesto que -se considera que los ayuda a reducir el azúcar en la sangre.

-Ayuda a aliviar los dolores en los dientes.
-Se puede aplicar en las quemaduras de la piel para aliviar el dolor.
-Controla las náuseas y vómitos, puesto que tiene la habilidad de supervisar los movimientos del tracto gastrointestinal.
-Calma los síntomas del embarazo como las molestas nauseas
-Se considera que ayuda a mejorar la cicatrización de las heridas hechas por insectos.
-Ayuda a aliviar el dolor ocasionado por la artritis.

¿De qué forma utilizar el jengibre para perder peso?

El jengibre en polvo y seco puede preservarse a lo largo de muchos meses, si se guarda en un recipiente hermético de vidrio en un sitio fresco y obscuro. Una raíz de jengibre fresca puede conservar sus potentes propiedades almacenándola en el refrigerador. Puede perdurar hasta 3 semanas. También puedes congelar la raíz para prolongar su vida útil; de esta manera puede durarle hasta medio año en la nevera

Receta para preparar el té de jengibre adelgazante
jugo de limón
dos tazas de agua
un pedazo de raíz de jengibre machacada
Miel al gusto (opcional)

PREPARACIÓN

Hierva el agua, por un buen tiempo. Las raíces toman más tiempo que las hojas. A las raíces hay que dejarlas hervir bastante… unos quince o bien veinte minutos. Trata de que el pedazo de la raíz de jengibre esté machacado o bien pártela en pequeñas rodajas.
Ahora apaga y deja descansar unos cinco minutos a fin de que dulcifiques con miel, si lo quieres.
El jengibre rallado es, asimismo, otra buena opción. Déjalo reposar cinco minutos.

En ocasiones el sabor puede ser fuerte, con lo que puede añadir miel para dulcificar. El limón suaviza el sabor. Si puede, adquiera jengibre orgánico, puesto que va a tener un mayor contenido nutricional y contendrá menos productos químicos.

Recuerde: evitar las grasas no saludables, los comestibles procesados y la comida rápida. Reduzca su consumo de azúcar.
Una taza de 240 ml de té de jengibre te da apenas diez calorías. Además de esto, es una bebida que puedes utilizar para matar el hambre entre comidas, pues mantendrá tu apetito bajo control. Esto es debido a su alto contenido en serotonina, una substancia química encargada de controlar el hambre.
En castellano, esta raíz te da la impresión de que estás lleno y evita que continúes comiendo.