Carlos Javier, oncólogo, declaró que este jugo mata al 90% de las células cancerosas además ayuda al hígado, corazón, los riñones y más, echa un vistazo antes de que lo borren.

0

Nuestra salud es nuestra prioridad y tenemos que cuidarnos lo suficiente para evitar las enfermedades. Hoy en día estas están a la orden del día, pues cuando no es una enfermedad conocida, se trata de una muy extraña.

Es importante saber que para mantener un estilo de vida saludable es muy importante también debemos checarnos periódicamente con nuestro médico, ya que prevenir es curar.

Muchas personas se han enterado de que padecen cáncer, y aunque no hay mucho que hacer para evitar esta terrible enfermedad, es importante detectarla a tiempo para reducir su agresividad y así elevar las expectativas de vida.

Aunque el cáncer no tiene cura, la ciencia ha encontrado ya algunas de las opciones viables que pueden ayudar en la prevención y tratar esta enfermedad de forma natural con sólo utilizar un ingrediente tan sencillo y común como la papa.

Te diré que las papas no son solo para comerlas fritas o en puré. De hecho, la papa tiene muchísimas propiedades que podemos obtener a un precio muy económico para curar o reducir el riesgo de cáncer, como dice el famoso oncólogo Carlos Javier.

La papa contiene muchas propiedades tales como vitaminas B1, B3, B6 y C, así como otros minerales tales como el potasio, el fósforo y el magnesio. Incluso la papa te ayuda también a dormir, pero no la consumas frita.

Para hacer el jugo de la patata es importante saber que estas deben estar maduras y sin brotes y mucho menos ser partes verdes, ya que pueden causar náuseas, vómitos o incluso alucinaciones. Otra cosa, no se tiene que pelar, basta con tomar un cepillo y limpiarlas muy bien, eliminando todo restos de tierra o mugre. Luego podemos consumir su jugo fresco.

Preparación del jugo de la patata

Toma 2 patatas medianas, limpialas, córtalas y rállalas o si lo desea, puede licuarlas o pasarlas por un extractor de jugos. Si la vas a licuar, aprovecha y mezcla con zanahoria y jugo de limón Cuando esté listo agrega miel al gusto para endulzar. Pero también puedes rallarla, exprimirla y tomar su jugo.

Toma 3 veces al día, antes de cada comida. Se realiza el tratamiento en el plazo de 1 mes y luego descansa 15 días y retoma el remedio.

Esperamos que esta información sea de tu ayuda.