10 beneficios de la espinaca.

0

Es un hecho bien conocido que la espinaca es buena para nuestra salud. Y aunque Popeye, la usó predominantemente para fortalecerse, puede sorprenderle descubrir que también pudo haberle ayudado a protegerse contra los problemas inflamatorios, problemas de presión arterial, problemas óseos y problemas relacionados con el estrés, entre muchos otros más.

La espinaca se encuentra en la parte superior de los alimentos conocidos como súper alimentos debido a la riqueza de sus nutrientes.

Contiene una gran cantidad de vitaminas y minerales, y también está lleno de fitonutrientes saludables como carotenoides (betacaroteno, luteína y zeaxanthanina) y flavonoides, que nos proporcionan una poderosa protección antioxidante.

Desglose nutricional de las espinacas.

Esto es lo que 1 taza de espinaca te proporcionará:

  • 839 miligramos de potasio por taza cocida (más que un plátano, que contiene aproximadamente 539 mg).
  • Una fantástica fuente de hierro (6.4 mg). La falta de hierro afecta la eficacia con que el cuerpo usa la energía.
  • Una gran fuente de magnesio dietético (24 miligramos). Este nutriente es esencial para el metabolismo energético. El magnesio también mantiene la función muscular y nerviosa, el ritmo cardíaco, un sistema inmunológico saludable y mantiene la presión arterial en niveles estables.
  • También contiene vitamina K, fibra, fósforo y tiamina.
  • Contiene solo 27 calorías.

Cómo seleccionar y almacenar espinacas.

La espinaca debe tener hojas y tallos vibrantes de color verde oscuro sin signos de amarilleo. Las hojas deben verse frescas y no deben marchitarse y magullarse. Las hojas con una capa viscosa deben evitarse, ya que esto indica la descomposición.

Para almacenar esta verdura de hoja verde, colóquela en una bolsa de plástico y guárdela bien apretada, exprimiendo el aire lo más posible; luego colóquela en el refrigerador y usela dentro de 5 días. La espinaca cocida no debe almacenarse ya que no se mantendrá muy bien.

10 beneficios para la salud de la espinaca.

1. Ayuda a combatir la anemia: la espinaca es una gran fuente de hierro, un mineral que es esencial para prevenir la anemia. La mitad de una taza de espinaca contiene 3,2 mg de hierro, que representa aproximadamente el 20 por ciento del requerimiento de hierro para el cuerpo de una mujer.

2. Ayuda a prevenir el asma: los estudios han demostrado que las personas que consumen grandes cantidades de ciertos nutrientes, incluido el betacaroteno (un antioxidante), tienen un riesgo menor de desarrollar asma. Y la espinaca es una excelente fuente de dicho nutriente.

3. Ayuda a reducir la presión arterial: las investigaciones han demostrado que una dieta baja en potasio puede ser un factor que contribuye tanto a la presión arterial alta como una dieta alta en sodio. La espinaca contiene altos niveles de potasio que ayuda a contrarrestar los efectos del sodio en el cuerpo.

4. Promueve la salud ósea: la espinaca contiene una gran cantidad de vitamina K, que según las investigaciones es beneficiosa para mantener la salud ósea. La espinaca también es una excelente fuente de nutrientes para el apoyo óseo, como calcio y magnesio.

5. Tiene propiedades anticancerígenas: la espinaca contiene altos niveles de contenido de fitonutrientes (incluidos flavonoides y carotenoides) que funcionan como agentes antiinflamatorios y anticancerosos. De hecho, los estudios han demostrado que la espinaca puede ralentizar la división celular en células de cáncer de estómago humano y puede reducir el riesgo de cáncer de piel.

6. Una excelente fuente de nutrientes antioxidantes: debido a su excelente fuente de nutrientes antioxidantes, que incluyen vitamina C, vitamina E, vitamina A y manganeso, y su fuente fantástica de los antioxidantes zinc y selenio, la espinaca ayuda a reducir el riesgo de numerosas enfermedades y problemas relacionados con el estrés.

7. Promueve la regularidad intestinal: la espinaca es rica en fibra y contenido de agua, los cuales ayudan a prevenir el estreñimiento y promueven un tracto digestivo saludable.

8. Promueve una piel y cabello saludables: la espinaca es una gran fuente de vitamina A, un nutriente necesario para la producción de sebo para mantener el cabello hidratado. Al igual que otras verduras de hoja verde, la espinaca es rica en vitamina C, lo que ayuda a construir y mantener el colágeno, proporcionando estructura a la piel.

9. Reduce el riesgo de cataratas: la espinaca contiene luteína y zeaxantina, las cuales actúan como un fuerte antioxidante, que ayuda a proteger los ojos de los fuertes efectos de los rayos UV que pueden provocar cataratas.

10. Reduce la probabilidad de desarrollar úlceras: se ha encontrado que la espinaca tiene la capacidad de proteger la membrana mucosa del estómago, disminuyendo la aparición de úlceras gástricas. También se ha demostrado que la espinaca aumenta la fuerza del revestimiento del tracto digestivo, previniendo la inflamación en esa parte del cuerpo que puede causar daño.

¡No se diga más! Es tiempo ya de agregar la espinaca a la dieta diaria; lo bueno es que debido a su versatilidad puede consumirse en desayunos, comidas, meriendas, cenas y bebidas.