Ben Affleck busca que Dios pare su adicción al alcohol

0

 

TMZ vio a Ben Affleck con Garner caminando hacia una iglesia el fin de semana pasado. Un domingo por la mañana la pareja se dirigía a una iglesia ubicada en el Pacífico Palisades.

Estados Unidos. – En agosto pasado nos enteramos de que el galardonado actor Ben Affleck había sido sometido a rehabilitación por adicción al alcohol. El actor tiene una larga historia de adicciones y ha ido a la rehabilitación en el pasado, una experiencia que ha compartido en muchas ocasiones.

De acuerdo con Christian Post, la ex mujer del actor, Jennifer Garner, organizó una intervención para el padre de sus hijos, unas cinco semanas atrás, la esposa se lo pidió con una Biblia en las manos.

Garner se separó de Affleck el 30 de junio de 2015. La pareja anunció su separación después de 10 años de matrimonio. Pero anunciaron que continuarían viviendo juntos por la reconciliación familiar. Pero acordaron divorciarse y reanudar su matrimonio. El 12 de abril de 2017, la pareja finalmente presentó documentos de divorcio en la Corte Suprema de Los Ángeles (EE. UU.). Garner llevó personalmente a Affleck a un centro privado de rehabilitación en Florida para una estancia prolongada.

Foto en la que supuestamente Garner lleva al padre de sus hijos a rehabilitación…

El actor está en el centro de rehabilitación desde la intervención hace unas semanas, y los medios de comunicación como TMZ relatan que él decidió volver a Dios en busca de fuerza durante ese período.

La expareja iba caminando hacia una iglesia en domingo por la mañana en Pacific Palisades, acompañados de su hijo, Samuel; y sus hijas, Violet y Seraphina. Los informes dicen que Affleck parecía tener una salud sustancialmente mejor.

En marzo de 2017, Ben Affleck compartió un post en Facebook diciendo que él “completó el tratamiento para el vicio al alcohol”. Él entonces comentó que ésta es una lucha que él “enfrentó en el pasado y seguirá enfrentando”.

Pero a través de esta prueba, el actor escribió que quería ser una fuente de aliento para sus hijos y enseñarles a buscar siempre ayuda cuando creen que lo necesitan. El ganador del Oscar escribió: “Quiero vivir la vida al máximo y ser el mejor padre que puedo ser”. Él continuó: “Quiero que mis hijos sepan que no hay vergüenza en conseguir ayuda cuando la necesitan, y ser una fuente de fuerza para quien necesita ayuda, y que no tengan miedo de dar el primer paso”.