Arabia Saudita lleva a cabo rara crucifixión por asesinato y robo

0

Arabia Saudita ejecutó y crucificó este miércoles a un hombre de Myanmar en la Ciudad Santa de La Meca. Se trata de una antigua y extraña forma de castigo reservado solamente para los crímenes más atroces.

Elías Abulkalaam Jamaleddeen fue acusado de haber irrumpido en la casa de una mujer de Myanmar, disparando un arma y apuñalándola repetidamente, lo que provocó su muerte, según informó la Agencia de Prensa Saudita, citando una declaración del Ministerio del Interior. También se le acusó de robar armas e intentar matar a otro hombre en cuya casa entró por la fuerza, así como de intentar violar a una mujer.

La decisión fue apoyada por la Corte Suprema del país y respaldada por el rey.

Las crucifixiones en Arabia Saudita implican colgar a la persona en público luego de una ejecución, y son raras. Un hombre yemení fue crucificado en 2010 por violar y matar a una niña y matar a su padre.

Un niño murió después de confundir la metanfetamina del papá con cereal