Akiane Kramarik, la niña que vio la cara “real” de Jesús y decidió pintarla en un lienzo.

0

Con tan solo 8 añitos esta niña vio el rostro de Jesús y lo pintó para que todos conocieran su verdadero rostro. Otro niño que lo vio quedó pasmado al reconocerlo.

Akiane Kramarik es una pintora y poeta de 22 años de Mount Morris, Illinois, Estados Unidos. Comenzó su carrera muy temprano y de una manera muy especial, pues con solo 3 años de edad, comenzó con visiones celestiales en sus sueños.

Una vez, cuando tenía solo 4 años les dijo a sus padres que se había ido al cielo y que Dios le había dicho que le ofrecería un regalo para transmitir su mensaje a la humanidad.

La niña comenzó a dibujar con un talento extraordinario, y dos años después estos bocetos comenzaron a tener el color para convertirse en obras de arte.

Y en los postreros días. dice El Señor, derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días. Joel 2:28-32 ( Se ESTARÁ cumpliendo esta PROFECÍA en la vida de esta nina? )

Los padres no podían creer lo que su hija decía porque no creían en Dios

“Éramos ateos, así que al escuchar a nuestra pequeña hija de tres años decir todo eso, nos extrañamos muchísimo, y cuando le preguntamos, “¿cómo pudo ella asegurarse de que se trataba de Dios? Ella respondió: ‘Porque lo siento. Su voz es tranquila y me da paz, gente’ “, dijeron los padres de Akiane.

Sus dibujos y pinturas son representaciones de sus visiones.

Ella dice que, entre sus visiones que tuvo en sus sueños conoció al mismísimo Jesús de Nazaret.

Así que le llamo a su obra “Príncipe de paz”. Este es el nombre que recibió su pintura más famosa, en la que aparece Jesús y que Akiane pintó cuando tenía sorprendentemente tan solo 8 años, destacando que estos son sus rasgos reales.

Lo más curioso de esto es que la imagen que Akiane capturó coincide con la visión de Jesús de Colton Burpo. Seguramente has escuchado hablar de él.

Se trata del niño que a la edad de 4 años estaba a punto de morir por una operación de peritonitis. Cuando Colton despertó, declaró que había ido al cielo.

Miró a Jesús y muchos ángeles. Incluso encontró dos de sus familiares ya fallecidos, entre ellos su hermana no nacida, pues murió a los tres meses de gestación.

La primera vez que Colton miró la pintura de Akiane dijo que el rostro de Jesús era idéntico al que había visto durante su supuesta visita al paraíso.

A los padres de Akiane les resultaba difícil aceptar las revelaciones de su hija, ya que ambos eran ateos.

Sin embargo, fue a través de la pintura y la poesía de su hija que decidieron creer en Dios y convertirse en cristianos.

El primer autorretrato vendido por Akiane tuvo un precio de $ 10,000.

Cuando tenía 10 años, apareció en “The Oprah Winfrey Show” y 12 en CNN.

Actualmente, Estados Unidos es una reconocida artista autodidacta.

“Dios me aseguró que me daría un regalo para poder compartirlo con los demás, sería una forma de compartir su amor.

En mi infancia, me dieron hermosas visiones, que capturé en mis pinturas y que transfiero a la poesía para transmitir a otros “, dice Akiane.

“Cuando me despierto teniendo dulces sueños con visiones que valen oro, hablo con mi madre y ella inmediatamente me trae mi material para capturarlas”, dice la joven.