¡Adiós dolores de articulaciones, calambres por las noches y no más dolor en la espalda! Receta con limón, ¡infalible!

El dolor articular afecta varias regiones del cuerpo humano, como las palmas de las manos, los dedos, los pies, las muñecas o las rodillas, hombros, cadera, columna vertebral y con frecuencia está relacionado con rigidez y dolor al palpar e inflamación.

Las personas con dolor articular, artritis o la osteoartritis (el tipo más común de artritis) experimentan una inflamación en un par de articulaciones y ocurre de varias maneras. En la artrosis, el cartílago articular (la glándula suprarrenal que protege las articulaciones) se deteriora, y su capacidad de regeneración se ve restringida, provocando una reducción del cartílago con el paso del tiempo. Debido a esto, los huesos quedan desprotegidos, se rozan entre sí y se hinchan. La persona siente dolor y protuberancias óseas en la articulación, lo que resulta en rigidez y dificultad para moverse.

[Combina limón, miel y sábila… ¡SANTO REMEDIO]

Anteriormente, la frecuencia de la artritis sólo se estimaba basándose en los individuos que habían sido diagnosticados por un médico. Esta vez han ampliado la consulta y la pregunta sobre el dolor articular (unión de dos huesos) durante más de tres meses es una indicación esencial de que el paciente puede tener artritis.

Curiosamente, el número de pacientes con esta enfermedad ha incrementado. La artritis es común y aumenta con la edad; lo más importante sería ir a hacerse un chequeo con el médico general, el internista o el médico familiar. Estos profesionales están capacitados para hacer un diagnóstico.

Cuando las articulaciones están hinchadas, el médico a menudo inserta una aguja en la articulación para extraer una muestra de líquido articular para su análisis (un proceso conocido como artrocentesis). Por lo general, el médico, por lo general, aplica n anestesia antes de tomar la muestra, por lo que el individuo experimenta poco o ningún dolor durante el proceso. Con frecuencia, se realizan cultivos de líquido combinado para ver si hay una infección. El líquido articular se analiza bajo un microscopio para detectar cristales, que podrían indicar gota o dolencias asociadas. La cantidad de glóbulos blancos (leucocitos) decide si la articulación está inflamada.

Si reconoces algunos de los síntomas mencionados arriba, deberías someterte a un tratamiento para erradicar el problema.

Es por eso que hoy te dejamos un vídeo para que aprendas a preparar una receta

Precisamente en el día de hoy por ejemplo, vamos a proporcionarte una receta casera con limón para eliminar el dolor.

Vídeo de la receta de limón para acabar con los dolores.

Si te gustó la información, no  olvides compartirla…

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies