‘Acrocordones’: mira cómo quitarlos naturalmente

0

Tal vez tú o alguna persona que conozcas tenga esta clase de verruga en la piel, en alguna una parte del cuerpo. Esto es algo muy habitual y tiene un nombre que nunca lo hubieras imaginado, se llaman acrocordones.

Los acrocordones, asimismo llamados fibromas blandos o bien pólipo fibroepitelial, son técnicamente pápulas pediculadas pequeñísimas que tienen una textura blanda y que destacan sobre la piel.

Normalmente acostumbran a observarse como protuberancias amarronadas y pueden encontrarse con más frecuencia en zonas donde la piel es más gruesa y en la que puede existir fricción: cuello, ingles, párpados, axilas, antebrazo y más.

Los acrocordones no son verrugas, puesto que la segunda es una lesión cutánea ocasionada por el virus del papiloma humano, y estos son inofensivos fibromas, que pese a ser benignos, pueden ser incómodos y nada atractivo para la mayoría de nosotros.

A continuación, te daremos algunos remedios caseros para deshacerte de los acrocordones.

El limón

El limón es un aséptico natural y es idóneo para tratar los acrocordones naturalemnte. En un frasco con jugo de limón humecta algodón para entonces pasarlo sobre el acrocordón.

El proceso puede repetirse 3 veces al día a fin de que veas su efecto.

[LEE: SOPAS DETOX PARA BAJAR DE PESO]

Vinagre de manazana

Limpia la piel donde se halla el acrocordón con agua templada y jabón neutro. La finalidad es que quede completamente desinfectada a fin de que después emplees un algodón humectado en vinagre de manzana para, primero, separar un tanto más el acrocordón de la piel cuidadosamente, y además de esto ayudar a secar la herida. Véndalo y déjalo actuar toda la noche, repite el procedimiento al día después, eso ha de ser suficiente a fin de que el acrocordón caiga solo. No procures arrancarlo tú de un tirón.

Aceite de orégano para eliminar acrocordones naturalmente

Mezcla 4 gotas de aceite de orégano con ocho gotas de aceite de coco y utiliza un hisopo para aplicar en el acrocordón. Repite 3 veces al día y más o menos en un mes, tu piel lucirá como nueva. Generalmente este remedio funciona perfectamente, mas si ves que el aceite reseca demasiado tu piel, es mejor que visites a un dermatólogo.

Aceite de ricino

Mezcla 1/2 cucharada de levadura con 1 cucharada de aceite de ricino en polvo para crear una substancia pastosa, después úntala sobre el acrocordón y emplea cinta para tapar la zona perjudicada. Deja que actúe toda la noche y repite el procedimiento a lo largo de un par de semanas.

Recuerda que la mayor parte de las veces los acrocordones son benignos y no representan un inconveniente para absolutamente nadie. La edad y la genética son factores esenciales, así que no debes preocuparte si llegas a tenerlos.

Estos consejos no sustituyen la visita a un profesional de la salud.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here