8 razones para prohibir los teléfonos inteligentes a niños menores de 12 años

January 19, 2018  —  By

¿Crees que prohibirles el usar  smartphones a tus niños  es algo exagerado?   Sigue leyendo.

¿Deben ninos usar smartphones? Existen fuertes argumentos que nos señalan que prohibirles su uso podría ser lo mejor para ellos. Anteriormente, una de las mayores preocupaciones era que los pequeños pasaban demasiadas horas frente a un televisor. En nuestros días, nuestros hijos se duermen con el móvil en la mano. ¿Está bien esto?

Especialistas en el tema aseguran que los smartphones pueden ser perjudicial para ellos, e inclusive hacen mucho énfasis en que cada vez son más los niños y bebés que usan tabletas y móviles indiscriminadamente. Los expertos aseguran que esto no debería ser así, pues solamente podrían empezar a interactuar con la tecnología al llegar a los dos años y no antes. Acá explicamos 8 motivos para prohibir los móviles inteligentes a niños y bebés:

1.- Exposición innecesaria a la radiación
La OMS (Organización Mundial de la Salud), clasifica a los teléfonos móviles como un peligro para los pequeños e inclusive para los adultos, debido a que emite demasiada radiación. Los niños son más sensibles a estos agentes, lo que aumenta el peligro de contraer enfermedades, como el cáncer.

2.- Enfermedades mentales
Distintos estudios han revelado que el empleo excesivo de las nuevas tecnologías está incrementando la tasa de depresión y ansiedad infantil. Es decir, hoy en día se están presentando más casos en consulta de trastorno bipolar, trastornos de vinculación, déficit de atención, psicosis y otros problemas serios de conducta infantil. Además, otros factores como las redes sociales dejan expuestos a nuestros niños a sufrir ciberbullying.

3.- Conductas beligerantes
Con las nuevas tecnologías, los pequeños son más propensos a percibir, sin filtro alguno, contenido agresivo y violento; lo que puede desordenar su conducta. Debemos tener en cuenta que los pequeños imitan todo cuanto ven, lo que hace que sea todavía más peligroso que reciban cualquier clase de contenido sin una verificación. Por esta razón, los padres tienen que tomar las medidas necesarias y estar atentísimos a lo que hacen nuestros hijos mientras utilizan estos dispositivos. Para los niños, usar smartphones es obvamente peligroso.

4.- Perturbaciones del sueño
Los especialistas señalan que muchos padres no supervisan el empleo de la tecnología de los chicos en su habitación. Créame que, aunque usted piense que su hijo o hija está solo en su cuarto, la verdad es que está llena de gente que no conoce. Es algo escalofriante. Por otro lado, los niños que utilizan los teléfonos celulares (muchas veces a oscuras en la habitación) tienen más problemas de conciliar el sueño, debido al empleo del móvil a lo largo de la noche. Esta falta de sueño afectará emocionalmente su desempeño académico y su salud.

5.- Déficit de atención
El empleo excesivo de la tecnología, asimismo, puede ocasionar déficit de atención en los niños. Además, reduce su interacción con otros pequeños o bien personas en su entorno, lo que impide que socialice correctamente.

Beautiful group of many kids standing with cell phones talking texting and playing, all outside

6.- Desarrollo cerebral
Puesto que el cerebro está expuesto a un empleo excesivo de las tecnologías, esto puede apresurar su desarrollo, aún más en los bebés entre 0 y 2 años. Esto tendría como consecuencias algunos inconvenientes muy serios, como el déficit de atención, retrasos cognitivos, inconvenientes de aprendizaje, incremento de la impulsividad o falta de autocontrol.

Utilizar el móvil a una edad temprana puede provocar inconvenientes en el desarrollo del bebé. No es un juego.

7.- Obesidad infantil
Utilizar las tecnologías en muchas ocasiones implica sedentarismo, un problema que está incrementando de forma notable en los hogares. La carencia de actividad produce que los pequeños padezcan de obesidad y ésta cause enfermedades como problemas vasculares, la diabetes o bien problemas en el corazón.

8.- Adicción infantil
Ciertos estudios concluyen que uno de cada once pequeños de 8 a 18 años son adictos a las nuevas tecnologías, una cantidad bastante preocupante. Pero esto no se queda ahí, a medida que pasan los años este problema va en aumento. Cuando los pequeños emplean algún aparato electrónico, los puede convertir en esclavos. Estos se apartan más de sus padres, familiares y amigos. Terminan aislándose, con muchos problemas de conductas.

¿En qué momento los pequeños y adolescentes pueden emplear los móviles inteligentes?

Sugiriendo que los padres deben ejercer el control y efectuar más juegos de recreación con ellos, la Asociación Japonesa de Pediatría comenzó una campaña para prohibir los móviles inteligentes a los niños en Japón. Por su lado, la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría descubrieron que los bebés de 0 a 2 años no deben emplear tecnología. Los niños entre 3 y 5 años deben emplearla de forma medida y solo una hora al día. Por último, de seis a dieciocho años, el empleo habría de ser como máximo de dos horas al día.

Debemos conocer los daños que le pueden ocasionar las nuevas tecnologías a los nuestros niños y adolescentes. Si queremos forjar los adultos del mañana debemos evitar el uso inadecuado del smartphone. Es difícil, debido a que prácticamente nacieron con ellos, mas sí se puede evitar los excesos y los daños a largo plazo. Y tal como lo sugiere la Asociación Japonesa de Pediatría, trate de reemplazar el tiempo de ocio de sus hijos con juegos en familia o leyendo un buen libro.

Comentarios aqui: