5 Ejercicios Para Aliviar El Dolor De Espalda

0

El dolor de espalda es muy común y puede tener muchas causas diferentes. Una de cada cinco personas tiene un dolor de espalda durante al menos tres meses. Aunque en la mayoría de los casos es un dolor mecánico, aproximadamente una de cada 20 personas con dolor lumbar crónico tiene una causa inflamatoria. Ambos tipos de dolor pueden afectar la calidad de vida de la persona y pueden limitar sus actividades diarias.

Sin embargo, aunque pueden parecer similares el dolor de espalda crónico del tipo inflamatorio difiere del tipo mecánico, ya que tienen causas variables y pueden requerir un enfoque diferente.

Es importante saber lo antes posible qué tipo de dolor está sufriendo para poder manejarlo correctamente. Algunas veces, pensar que el dolor desaparecerá con el tiempo puede retrasar un diagnóstico correcto. Cuanto más tiempo retrase el diagnóstico de su dolor de espalda, más probable será que sufra daños a largo plazo y consecuencias negativas en su vida diaria.

Por otro lado, en muchos casos los dolores son causados por una falta de tonicidad en los músculos, ya que, si estos están tonificados pueden ayudarnos a mantener una posición correcta, prevenir el dolor de cintura, apoyar la cadera y realizar la fuerza necesaria que necesita la persona para caminar o correr. Si estos músculos no son fuertes, las articulaciones son las primeras en afectarse. Para combatirlo de raíz, le sugerimos que realice una sencilla rutina de ejercicios con los pies, ideal para cualquier persona.

Con esta rutina conseguirás tonificar los músculos y lubricar las articulaciones. En poco tiempo sentirá alivio en la espalda, caderas, rodillas y tobillos, pues los pies son el soporte de todo el cuerpo. ¡Anímate!

Ejercicios con tus pies para aliviar el dolor de espalda

PRESIONAR LOS DEDOS DE LOS PIES

Primero debe presionar los dedos de los pies como calentamiento, sin causar un impacto mayor. La acupuntura y la reflexología juegan un papel importante en la medicina tradicional china. Ejerce presión sobre tus dedos, este movimiento puede ser bastante relajante.

Párese derecho y flexione ligeramente las rodillas. Luego, tus pies deben estar equilibrados y firmemente apoyados al piso con los dedos de los pies, mantén esta posición y cuenta hasta 3. Haz 10 repeticiones tres veces al día.

CAMINA EN PUNTILLAS

Esto le ayudará a fortalecer los músculos de los dedos, así como los ligamentos y músculos alrededor de la planta del pie. Debe pararse sobre la planta de sus pies y caminar en puntillas hacia adelante durante 20 segundos. Una vez que haya completado esto, descanse 15 segundos. Repita este ejercicio 5 veces más.

Observación: para obtener mejores resultados, este ejercicio debe realizarse dos veces al día.

CÍRCULOS CON LOS TOBILLOS

Si sus tobillos están tensos, puede sentir dolor en las caderas, la espalda y las rodillas. Para hacer círculos con los tobillos solo siéntate en una silla. Ahora levanta una pierna  y gira el tobillo. Gire el tobillo de la pierna flexionada con un movimiento circular similar a las manecillas del reloj hasta completar la cuenta de 10. Después, repita el movimiento en sentido contrario a las agujas del reloj hasta que el conteo complete 10. Cambie la pierna y repita el ejercicio.

FLEXIONES DE RESISTENCIA

Estas flexiones de resistencia son excelentes para concentrarse en los músculos pequeños del pie, que pueden ser difíciles de ejercitar. Para realizar este ejercicio necesitará una banda elástica para ejercitarse.
Mientras está sentado en el suelo, extienda los pies hacia el frente. Luego, enrolle la banda alrededor de una silla estable o del poste de una cama y colóquese la banda sobre los pies. Mientras esté sentado en el piso, deslícese hacia atrás hasta que sienta que la banda se tensa.

Flexione el pie hacia atrás y sosténgalo hasta 5, suéltelo y repita este movimiento hasta completar 10 repeticiones.

RECOGE UN LÁPIZ CON LOS DEDOS DE LOS PIES

Todo lo que necesitas es un lápiz. Coloca tu pie sobre el lápiz que desea levantar. Usando los dedos de los pies, agárralo y levántalo del suelo, mantén esta posición durante 10 segundos y luego suéltalo. Repita este movimiento 5 veces en cada pie.

Esta rutina de ejercicios sólo tomará unos 20 minutos para completarse. Haga estos ejercicios en sucesión cada 2 a 3 días para obtener mejores resultados.