5 beneficios de comer apio

0

El apio es un vegetal de amplios beneficios, es una excelente Fuente de antioxidantes y enzimas, así como de vitaminas y minerales, tales como vitamina K, C y B6, potasio y folatos.

El apio era administrado como un agente antihipertensivo en la medicina popular por años. En estudios farmacológicos recientes el apio ha demostrado tener propiedades tanto antioxidantes como antiinflamatorias, que ayudan a mejorar la presión sanguínea y los niveles de colesterol, así como la prevención de enfermedades cardíacas.

El apio también provee fibra (especialmente cuando se consume más de una taza por ingesta), esta estimula la digestión y la pérdida de peso. También, el alto porcentaje de agua y electrolitos presentes en el apio pueden prevenir la deshidratación; un compuesto especial ayuda al apio a actuar como diurético y reducir a hinchazón.

Como suplidor de flavonoides antioxidantes, otros beneficios incluyen su habilidad de mejorar el hígado, la piel, los ojos y la salud cognitiva.

  1. Ayuda a disminuir el colesterol. 

Su habilidad de disminuir el colesterol le hace útil para mejorar la salud cardiaca. El apio contiene un componente único llamado 3-n-butilftaido que tiene la acción de disminuir los lípidos.

  1. Disminuye la inflamación. 

El apio contiene antioxidantes y polisacáridos que son conocidos por actuar como antiinflamatorios, especialmente flavonoides y antioxidantes polifenoles. Esto da soporte a la salud en general, especialmente en algunas edades, luchando contra el daño de los radicales libres (o estrés oxidativo), que puede llevar a inflamación. La inflamación es una causa que contribuye a enfermedades crónicas, tales como cáncer, enfermedades del corazón, artritis y muchas más.

  1. Ayuda a prevenir o tratar la presión alta.

El extracto de semillas de apio tiene propiedades antihipertensivas que ayudan a disminuir la presión sanguínea, uno de los factores de riesgo más importantes de enfermedad cardíaca coronaria, la cual es la mayor causa de mortalidad en países industriales.

  1. Contiene propiedades antimicrobianas que luchan contra las infecciones.

Las semillas de apio han sido usadas durante siglos en la medicina natural como antibacterianos. Cuando el extracto de las semillas se combinó con componentes bacterianos que causan infección en humanos, éste fue capaz de purificar y reducir significantemente el crecimiento bacteriano.

  1. Puede ayudar a proteger del cáncer. 

El apio pertenece a la familia de plantas conocida como protectoras contra el cáncer (zanahoria, eneldo, perejil), que contienen compuestos quimioprotectores llamados poliacetilenos. Estudios apuntan a que éstos ayudan a luchar contra la formación del cáncer de mama, intestinal y leucemia.

El apio se puede ingerir tanto crudo, cocinado o en jugo. Por esto sus numerosos beneficios se pueden aprovechar a lo máximo y sin excusas.