4 cosas importantes que tienes que hacer si quieres perder peso

0

Cuando iniciamos nuestro reto de pérdida de peso vamos al gimnasio, comemos saludable y nos sentimos bien y muy orgullosos de nuestros logros. Sin embargo, eso es apenas el comienzo, pues conforme pasa el tiempo nuestros objetivos se vuelven más exigentes: queremos perder más peso, obtener más músculos y definición.

Sin embargo… seguro estás pensando: “como bien, hago deportes, pero no pierdo peso”…

Adquirir más fuerza es algo importante, pues es lo que nos ayuda a obtener más definición, construir masa muscular y aumentar el metabolismo. Pero después de un tiempo de ejercitarnos y llevar una dieta sana, nuestro cuerpo comienza a acostumbrarse a esa rutina diaria y, por desgracia, dejamos de perder peso y quemar grasa. La investigación en Current Biology, afirma que esta adaptación hace que quemes menos calorías durante el entrenamiento, ya que tu cuerpo se acostumbra rápidamente.

Si todos los días te esfuerzas por el registro de millas que corres en la máquina o en la clase de spinning con la esperanza de quemar calorías, notas que tu cuerpo está estancando y no quemamos lo que realmente necesitas, ten en cuenta que tu cuerpo te dice a gritos que hagas algo diferente, alguna variación en tu entrenamiento y tu alimentación.

El entrenador de California, Mike Donavanik, CSCS dice:

“Piensa en tu trabajo, cuando empezaste a laborar pasaste por algunas de las curvas de aprendizaje, y necesitaste más energía y más tiempo para adaptarte y aprender con precisión tu trabajo, pues gracias a tu tenacidad con el tiempo te vas haciendo más eficiente”.

Gracias Mike, muy interesante tu punto, pero ¿qué tiene esto que ver? El ejercicio funciona de la misma manera, tu cuerpo se adapta a los requisitos específicos, por lo que cada vez se hace más eficiente y consume menos energía en los entrenamientos para satisfacer esta demanda.

Tranquilo, tranquila… hay solución…

No te desanimes, no tires la toalla, que esto no es motivo para abandonar el entrenamiento.

A continuación, te mostraré el camino. Asegúrate de que en cada sesión de entrenamiento pierdas mucho más grasa incluso si tu cuerpo ya no quiere, estas cuatro reglas obligan a tu cuerpo a quemar, lo quiera o no. Si estás dispuesto a aceptar el reto, agregando más ejercicios divertidos y diferentes, te recomiendo realizar este plan para obtener un cuerpo espectacular en 28 días sin estancamiento.

1-Reta a tu cuerpo, ¡desafíalo!
Si tu cuerpo se ve obligado a adaptarse a los entrenamientos poco a poco más complejo, quemarás más calorías en cada sesión. Si centras la atención en el cambio de uno o dos, de esas cuatro variables, cada cuatro o seis semanas, tu cuerpo va a perder grasa sin estancarse.

2-Métele cardio

Un estudio realizado en el laboratorio de rendimiento humano realizado en la Universidad de Wisconsin-La Crosse, establecieron que grupos de personas que realizaron un entrenamiento de cardio hiit durante 20 minutos, quemaron 15 calorías por minuto, casi el doble de lo que habían hecho durante viajes largos.

Además, con este tipo de entrenamiento, tu cuerpo sigue la quema de grasa, se puede quemar hasta un 40% -en el día siguiente o hasta que tu cuerpo se recupere, dice Donavanik.

3-Prioriza tu alimentación

Si eres de las personas que se matan muchas horas en el gimnasio, pero deja de ponerle especial cuidado a la comida, por más cardio hiit que usted haga, usted, mi querido lector, no alcanzará la meta que desea. Además, comer “comida chatarra o basura” van a lograr que sus entrenamientos sean mucho más difíciles de realizar, si piensas que en tu entrenamiento das el máximo, en realidad no lo haces, si tu alimentación no va a complementar tu objetivo.

4-Limita el consumo de azúcares y grasas, mejor enfoca tu atención en comer más proteínas, grasas saludables y carbohidratos enteros durante el día tales como frutas, verduras y cereales.

Así que, desde hoy tu objetivo debe ser que tu peso sea más músculos que grasa.