13 mandamientos para una vida feliz

1. Elige la felicidad. Irradiala.

La felicidad es una elección que puedes cultivar a diario. Haz tu mejor esfuerzo para vivir en delicidad, en amor, en paz, en diversión y alegría, por tu propio bienestar y satisfacción, y por el efecto positivo que tiene en quienes te rodean y en el mundo entero. Dale un sentido de juego, deleite, respeto y entusiasmo a tu vida y tareas diarias. Decide que pase lo que pase, mantendrás tu corazón abierto.

2. Disfruta los placeres de la vida.

Muéstrate un buen momento. Toma un momento para disfrutar de las bellezas que Dios creo en la tierra. Levántate temprano y observa el amanecer, nada en el océano, devora ensaladas y jugos frescos, pon tus canciones favoritas, celebra una cena, prueba una nueva receta, relájate en el parque con un gran libro, toma un segundo café y haga las cosas que le hacen sentir completamente vivo.

3. Tomar decisiones con poder.

No tienes control sobre todo en la vida, pero sí tienes control sobre tus elecciones. Toma decisiones que sean amorosas y amables contigo mismo. Siéntase bien con sus elecciones. Hágalas con la actitud correcta: incondicionalidad, alegría y permiso. Use verbos permisivos: puedo hacer esto; elijo esto.

4. Vive en gratitud.

La gratitud es engañosamente simple pero increíblemente poderosa. Hace lo que tienes hoy sea lo suficiente, a la vez que atrae más cosas maravillosas a tu vida. Da gracias a Dios muchas veces al día. Gracias por el aire fresco, el cielo azul, las gotas de lluvia, la comida nutritiva, la ropa de abrigo, los seres queridos y la vida misma.

5. Posee tus regalos.

Eres el único tú en la historia de la humanidad. Nunca más habrá nadie como tú, con tu combinación única y mágica de talentos, pasiones, caprichos, ideas y personalidad.

Cuando piense en cuántas cosas tuvieron que pasar, momentos y eventos en la historia para que esté hoy aquí, puede darse cuenta por un momento de lo increíblemente valioso y afortunado que es. Posea sus regalos. Comparta su verdadero ser auténtico con el mundo.

6. Escucha a tu corazón.

Esté menos centrado en sus pensamientos en círculos y más centrado en su corazón y alma. Cuando pueda escuchar su propia alma en lugar del ruido del mundo, dominará su vida. Su guía interna siempre le dirá a dónde ir, qué hacer, qué decir y a quién.

Su alma sabe exactamente lo que necesita para su mayor bien, crecimiento y felicidad. Seguir su dicha es un plan de acción razonable para su vida, porque cuando lo hace, abre la compuerta a ideas e inspiración.

7. Sé creativo y curioso.

Tómese un tiempo para escribir, bailar, ir de arte, crear aventuras y citas en solitario para conocerse mejor. Mezcle su rutina, intente nuevas actividades, camine por el camino inexplorado y abra su círculo a nuevas personas.

Cuando lo hace, se vuelve más presente y vivo, porque ya no puede confiar en el modo de medio dormido del piloto automático predeterminado. Tenga una curiosidad infinita por la vida y las expectativas positivas.

8. Cuídate a ti mismo.

Trátese en consecuencia a lo que vale y es. Cuanto más cuide y se sostenga, más podrá cuidar y apoyar a los demás. Coma alimentos nutritivos, beba agua, mantengase en movimientoduerma bien. Llene su taza hasta que se desborde en los demás.

9. Comprométase a amarse a sí mismo.

Tu relación contigo mismo es la más importante de tu vida. La forma en que te trates tendrá un profundo impacto en tu relación con los demás, así como en tu nivel de éxito y felicidad. Trátese como lo haría con un mejor amigo o ser querido.

10. Esté presente y atento.

El único momento en que realmente puedes experimentar la vida es ahora. Deja esos pensamientos en círculos, las preocupaciones y las fantasías solo por un minuto y comprueba qué alegrías y oportunidades te rodean en el momento presente.

Dale a cada tarea tu amor, energía y atención completos. Conéctate con tus sentidos a lo largo del día como una ventana al presente. Regálate de todo corazón en cada momento. No retengas nada.

11. Recuerda medir y balancear.

El sabio camina por el camino del medio, lejos de los extremos. Hay un tiempo para la acción y un tiempo para descansar. Un tiempo para dar y un tiempo para recibir. Un tiempo para hablar y un tiempo para el silencio. Un tiempo para complacer y un tiempo para resistir. Equilibre las áreas de su vida: vocación y carrera, amor y relaciones, riqueza, ocio y estilo de vida, bienestar y espiritualidad, de acuerdo con sus valores.

12. Acción sobre reacción.

Pase menos tiempo quejándose de cómo son las cosas y más tiempo para decidir cómo le gustaría que fueran, y luego tome medidas inspiradoras para que así sean. Actúe, vístase, camine, hable y tome decisiones en base a sus metas. Mantenga sus ojos en su visión, no las ilusiones a su alrededor.

13. Piensa en dar.

Despiértate y pregúntate: ¿cómo puedo servir hoy? ¿Cómo puedo mostrar el amor? ¿Cómo puedo traer alegría? ¿Cómo puedo hacer de hoy un día mejor? Tenga un espíritu de servicio a medida que avanza en su día.

Sea una bendición, buena compañía, una inspiración para los demás. Obtienes más de lo que das, así que si careces de amor, alegría o abundancia, busca la forma de ayudar a otros a encontrarlo. Te devolverá cien veces más.

Comentarios aqui: