12 cosas que Trump hace cuando sale a cenar

El servicio secreto podría estar haciendo una especialidad con Donald Trump comprando en McDonald’s.

Cuando eres Donald Trump, “para llevar” significa ‘para llevar a un jet privado’

 

A Ronald Reagan le gustaba tanto los frijoles gelatinosos que Jelly Belly creó un sabor de arándano para honrarlo durante la inauguración presidencial del 1981. Lyndon B. Johnson tenía tanta afinidad por la soda Fresca que tenía un dispensador instalado en la Oficina Oval. ¿Conoces el último vicio alimenticio del nuevo presidente? Resulta que, Donald Trump es un fanático de la comida rápida.

Durante la campaña electoral Trump no fue visto comiendo fuera. ¿La razón? Como invitado en un show televisivo, Trump le contó a Jimmy Fallon que tenía un horario agotador, por lo que solía ordenar una comida rápida de Wendy’s o McDonald’s para comer en su jet.

Cuando Trump asumió el cargo, le echamos un vistazo a algunos de sus hábitos alimenticios que fueron revelados cundo él hizo paradas en restaurantes y twitteó sus propias fotos sonriendo junto a sus órdenes. A continuación, te presentamos:

12 hábitos de Donald Trump cuando sale a cenar

1 Él come con una soda

Cuando eres Donald Trump, “para llevar” significa ‘para llevar a un jet privado’, por supuesto. En mayo de 2016, cuando él aseguró suficientes delegados para convertirse en el candidato del Partido Republicano, él publicó un selfi mientras comía en McDonald’s junto a una botella de Diet Coke.

2 Trump ordena que su bistec esté súper bien cocido

Los comensales pueden ofenderse por esto, pero Trump le gusta su bistec bien hecho, por lo que pide que lo cocinen un poco más.

3 Trump tiene miedo de lo que los restaurantes podrían hacerle a su hamburguesa

Cuando Trump fue invitado a The Tonight Show protagonizado por Jimmy Fallon, le dijo a Fallon que apreciaba el anonimato en las cadenas de comida rápida y que confía en las marcas que respaldan las hamburguesas en Wendy’s y McDonald’s. “No quiero que [alguien] vaya a un restaurante y diga:” al Sr. Trump le gustaría una hamburguesa para llevar”, le dice Trump a Fallon. “Si yo no les gusto…”, se detuvo, “pero podemos adivinar a dónde va con eso. Para ser justos, usted puede encontrar algunas cosas horribles en su comida, independientemente de cuán querido o no seas.

4 Trump come pollo frito con un tenedor

 

Trump nos ha regalado muchas fotos comiendo comida rápida. Durante el verano Trump twitteó una selfi, de nuevo, en su jet, con un gran cubo de pollo frito de KFC, además de un recipiente con salsa. El Internet se burlaba de él por comer el pollo frito con un tenedor. En el Washington Post tuvieron un montón de diversión con la foto, el análisis y la conclusión de que Trump probablemente ordenó $20 de KFC de relleno, con 8 trozos de pollo crujiente, una ensalada de col grande, cuatro galletas, y dos lados de puré de patatas. El pollo frito, empapado en salsa, no está en nuestra lista, pero se puede comer saludablemente en KFC.

5 Él es un gran fan de McDonald’s

las celebridades… son como nosotros. Trump, un multimillonario, ordenó comida en McDonald’s con mucha frecuencia durante su campaña electoral. En concreto, es un fan del Filet-o-Fish, el Big Mac, y el Quarter Pounder.

6 También, come pizza con un tenedor

Donald Trump salió por unas rebanadas con la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin en 2011 y sorprendieron a los neoyorquinos al usar tenedores para comer su pizza. El cómico Jon Stewart, en respuesta, lanzó una larga diatriba sobre las tácticas para comer pizza de Trump. También criticó el hecho de optar por Famous Famiglia, una cadena de pizza albanesa en Times Square, en lugar de una de las muchas auténticas pizzerías de NY que hay en la ciudad.

7 Ya sea que se salte el desayuno o escoja opciones indulgentes


Probablemente no verás al presidente Trump sosteniendo muchas reuniones de desayuno. Eso es porque Trump dice que a menudo se salta el desayuno. En las raras ocasiones en las que Trump desayuna, va por un combo tradicional. Le dijo a People que prefiere tocino medio cocido y huevos, y cuando Trump estaba en el camino de la campaña, hizo una parada en el Ham House en Greenville, S.C., donde su orden de desayuno incluía dos huevos (le dio al dueño dos pulgares arriba en sus huevos), además de tocino, salchicha, patatas fritas y dos galletas.

8 Pero, no le gusta la corteza de la pizza

Después de todo, existe una razón por la que Trump come su pizza con un tenedor, según explicó al Daily Mail que es un método cómodo porque “no le gusta comer la corteza”. El tenedor, dijo, le permite raspar la parte superior de su pizza. Trump también dijo que, al no comer la corteza, le ayuda a mantener su peso. Sabemos que hay un montón de gente que se come la pizza con las manos y no se comen la corteza, pero bueno, cada quien tiene su truco.

9 No lo verás pidiendo una cerveza

Un hecho menos conocido: Trump no bebe alcohol y nunca lo ha hecho. Le dijo al Washington Times en 2015 que nunca ha bebido alcohol y su consejo paternal a sus hijos es abstenerse de las drogas, el alcohol y los cigarrillos. Cuando estaba en el Club 21, hubo rumores de que ordenó un Bloody Mary con su hamburguesa de $36.

10 Él es exigente con sus patatas fritas

Mientras que esta información sigue sin confirmar, Deadspin recogió en una historia de Trump muy divertida que fue retransmitida en Twitter sobre sus preferencias en papas fritas. La escritora Jen Deaderick tuiteó acerca de esto diciendo que su ex compañero de cuarto era chef pastelero en un restaurante donde Trump comió. Trump ordenó patatas fritas, pero las regresó a la cocina unas tres o cuatro veces diciendo que no eran lo suficientemente buenas. El jefe de cocina eventualmente envió a alguien a la tienda para comprar patatas fritas congeladas Ore-Ida, que se sirvieron a Trump. Él, finalmente, las llamó ‘perfectas’.

11 Come en el mismo asador que Bill Clinton

La cena de Trump en el Club 21 en su mayoría hizo titulares porque desafió el protocolo y abandonó la prensa para cenar allí después de haber sido elegido. De hecho, la razón por la que la prensa se enteró de que estaba comiendo allí fue porque un reportero de Bloomberg también pasó a cenar a ese restaurante y tuiteó una foto de él. Sin embargo, comer en el Club 21 es una tradición presidencial. Cada presidente desde FDR ha comido en el restaurante, excepto dos. George W. Bush nunca comió allí como presidente, pero visitó el restaurante durante su mandato como gobernador de Tejas. Barack Obama, nunca hizo una parada allí, tampoco. John F. Kennedy era, supuestamente, un cliente regular allí, según Fox News.

12 Pide mucho queso

¡Queso extra, por favor! Cuando Trump se detuvo a comer en el Red Arrow Diner en New Hampshire durante su campaña, ordenó que acompañaran su hamburguesa con queso, papas fritas con macarrones y queso para llevar; acompañada de una Diet Coke. Usted no encontrará exactamente este tipo de decisiones en la lista de los 35 consejos para estar saludables mientras cena fuera, que es lo que usted querrá hacer para mantenerse delgado.

En conclusión, si usted espera que Donald Trump tome iniciativas en alimentación saludable, no creemos que se consiga… Trump admite abiertamente que es loco con la comida chatarra.

Comentarios aqui: