Perdieron 578 libras entre los 2 y pudieron tener sexo por vez primera en 11 años

enero 12, 2018  —  By
La particular historia de esta pareja estadounidense fue contada a través de un reality show de televisión. Entre ambos pesaban más de media tonelada.
Lee y Rena se conocieron en una clínica para bajar de peso. Padecen obesidad mórbida. El matrimonio es oriundo de Missouri. Lee Sutton tiene 42 años y Rena Kiser, 39, son pareja desde hace once años. Y hasta el momento, jamás habían podido tener sexo.
Tras más de una década juntos, la pareja decidió que era necesario emprender un plan de acción que los ayudará a bajar significativamente de peso. Ambos, con gran determinación, hicieron un tratamiento juntos durante 12 meses, el cual concluyó en cirugía gástrica. Todo el proceso fue documentado en el programa My 600lb Life (Mi vida con 600 libras, un promedio de 272 kilogramos), del canal Lifetime.
Fue durante las entrevistas que ellos contaron que se conocieron cuando Rena y su hermano mayor, Michael, decidieron tratarse en una clínica para perder peso. Se enamoraron y desde ese momento son una pareja.
No fue fácil. Juntos intentaron perder peso con diferentes dietas, pero no lo consiguieron. De hecho, la balanza se dañó y la vida se les complicaba cada vez más y más. La rutina diaria se les volvió imposible, tanto que la hermana de Lee debió mudarse con ellos para asistirlos, pues prácticamente no se podían levantar de la cama.
“Hasta ahora sólo hemos podido sobrevivir por la hermana de Lee”, admitió Rena en el programa.
La pareja se mudó de Missouri a Texas, donde se efectuaron un baipás gástrico tras someterse a un plan riguroso para adelgazar.
Sin embargo, el camino para esta pareja no fue simple. Tras la cirugía, Lee volvió a sus viejos y perjudiciales hábitos alimenticios, comiendo comida chatarra y también hipercalórica. Hubo discusiones y, confesó Rena, Lee se puso violento con ella.
Pero se mantuvieron, persistieron. Tras un año, Lee perdió 137 kilogramos y Rena, 123. Él pesa ahora 186 kilogramos y Rena, 126. Juntos han logrado perder 260 kilogramos, unos 310 kilos menos de lo que pesaban.
El cambio tuvo un gran impacto en su vida de pareja: pudieron tener relaciones íntimas después de más de una década. Afirman que cuando se conocieron, la imposibilidad de hacer el amor no los disuadió. “Decidimos que solo deseábamos estar juntos. Deseábamos una relación”, contó Lee. “Nos amábamos y estuvimos juntos 11 años, desde el momento en que dejamos la clínica donde nos conocimos”, añadió.
“Nunca habíamos tenido relaciones sexuales antes, ¡pero ahora podemos!”, celebra Lee con mucho entusiasmo.

Comentarios aqui: