Esta Mamá No Quiso A Abortar Luego De Romper Fuente Antes De Tiempo. ¡Averigua Lo Que Paso Con Su Bebé!

agosto 19, 2015  —  By

Katy Evans sólo tenía 16 semanas de embarazo cuando inesperadamente rompió fuente. Cuando ella y su marido llegaron al hospital, los médicos le diagnosticaron una ruptura prematura de membranas; esta es una condición que causa que el líquido amniótico salga de vientre. Los médicos le dijeron a Katy y a su marido que su precioso bebé tenía sólo 1 % de probabilidades de sobrevivir y le recomendaron abortar.  Sin embargo, estos amorosos padres se negaron.

baby-1

 

Katy dijo: “Le dije a ella que no, que no quería abortar. Le dije que quería que la naturaleza siguiera su curso”

Mientras estaba en cama, Katy pasó el tiempo investigando su condición y se mantuvo positiva sobre los resultados.

 

 

 

 

baby-2

“Me uní a grupos de apoyo en Facebook desde mi teléfono, leí artículos médicos e intercambié mensajes con otras mamás. Descubrí que, en realidad, en estos casos existe una tasa de supervivencia mucho alta que ese 1% que sostienen las estadísticas oficiales.  Eso me dio esperanza.”

Katy fue dada de alta con instrucciones muy estrictas a fin de evitar una infección. Ella y su marido se prepararon para lo peor, pero los días pasaron y su pequeña pieza de pan todavía seguía en el horno. Alabado sea el Señor, Katy no se rindió.

 

 

baby-3

“Me uní a grupos de apoyo en Facebook desde mi teléfono, leí artículos médicos e intercambié mensajes con otras mamás. Descubrí que, en realidad, en estos casos existe una tasa de supervivencia mucho alta que ese 1% que sostienen las estadísticas oficiales.  Eso me dio esperanza.”

Katy fue dada de alta con instrucciones muy estrictas a fin de evitar una infección. Ella y su marido se prepararon para lo peor, pero los días pasaron y su pequeña pieza de pan todavía seguía en el horno. Alabado sea el Señor, Katy no se rindió.

 

 

 

baby-4

Dos semanas después, Katy regresó al hospital para hacerse un eco. Éste último mostró que el líquido amniótico de Katy se había restaurado y la ruptura había sanado. Los doctores estaban llenos de asombro ante ese milagro; nunca habían presenciado algo igual.

Aun así, Katy debía tener mucha precaución y cuidado para evitar romper fuente otra vez ya que ella todavía  corría un riesgo elevado. Pero la panza de Katy siguió creciendo. Las semanas pasaron y también los meses.

 

baby-5

La fuente de Katy se rompió otra vez, pero esta vez ella tenía 34 semanas de embarazo y su bebé ya era casi a término completo. Ellos habían hecho a un lado todos los obstáculos que estaban en su camino.

Su hermoso hijo Leo nació con un peso de 4 libras y 13 onzas. Pasó 24 horas en una incubadora dentro de una unidad de cuidados especiales en el hospital, pero apenas 5 días después, fue dado de alta a casa con su familia.

Hoy por hoy Leo tiene 8 meses y pesa 17 libras. Está lleno de vida y salud y su historia nos recuerda que nunca debemos rendirnos en la vida.

Katy dijo, “Nos sentimos increíblemente afortunados” . “Hace poco más de un año desde que estaba sentada en la cama de aquel hospital, a la espera de un aborto involuntario. Hemos sido bendecidos y estamos agradecidos de tenerlo. Él es un niño muy especial.

Comentarios aqui: